Canciller israelí: Irán no tiene intenciones de detener su programa nuclear

Al iniciarse el lunes la séptima ronda de conversaciones en Viena sobre el programa nuclear iraní, el ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, afirmó que Teherán no tiene intención de detener su programa nuclear.

«Los iraníes vienen a estas conversaciones por una sola razón: conseguir el levantamiento de las sanciones», dijo Lapid tras firmar un Memorando de Entendimiento con su homóloga británica Liz Truss en Londres. «Necesitan dinero. Para Hezbolá, para la Guardia Revolucionaria, para su red terrorista global y para su continua carrera hacia el arma nuclear«.

El máximo diplomático israelí planteó que la estrategia de Teherán en Viena es «jugar con el tiempo, ganar miles de millones con la eliminación de las sanciones, seguir engañando al mundo y avanzar de forma encubierta en su programa nuclear».

Lapid pidió que se endurezcan las sanciones contra Irán, que se refuerce la supervisión de las instalaciones nucleares y que las conversaciones con Irán «se lleven a cabo desde una posición de fuerza».

Las negociaciones patrocinadas por la Unión Europea para salvar el acuerdo nuclear de 2015 entre las potencias mundiales e Irán se reanudarán el lunes en Viena. Al parecer, Israel está presionando a las partes de las conversaciones, incluido el Reino Unido, para que las condicionen al cese del enriquecimiento de uranio por parte de Teherán.

Lapid también habló sobre el memorando de entendimiento que firmó con Truss, diciendo que llevará a un acuerdo de libre comercio, una mayor cooperación en materia de seguridad y el desarrollo conjunto de proyectos de alta tecnología.


El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid (R), firma un memorando de entendimiento con la ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Londres, el 29 de noviembre de 2021.

«Este acuerdo no es sólo una victoria, sino una obligación», dijo Lapid.

Según sus términos, Israel se convertirá oficialmente en un «socio cibernético de primer nivel» para el Reino Unido.

Lapid se encuentra actualmente en Londres para un viaje de dos días al Reino Unido y Francia.

Irán es responsable si fracasan las conversaciones

Un portavoz de la embajada británica subrayó que el Reino Unido está decidido a que se llegue a un acuerdo, pero que el tiempo es cada vez más corto para Irán

«Creemos que la oferta que hemos presentado a los iraníes es justa y completa», dijo al Times of Israel. «Hasta ahora, Irán se ha negado a aprovechar la oportunidad de llegar a ese acuerdo, y hemos sido claros con ellos de que no seguirá sobre la mesa. Así que si no podemos llegar a un acuerdo en estas negociaciones, tendremos que reconsiderar nuestro enfoque».

«Si no se alcanza un acuerdo, Irán será responsable de la oportunidad perdida«.

Los funcionarios israelíes han hecho sonar cada vez más las alarmas sobre el programa nuclear de Irán y las negociaciones en las últimas semanas, ya que Jerusalén cree que el acuerdo de 2015 es demasiado débil y, en última instancia, allana el camino hacia un arma nuclear iraní.

El acuerdo, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto, o JCPOA por sus siglas en inglés, pretendía evitar que Irán se hiciera con un arsenal nuclear imponiendo límites estrictos a su programa nuclear. Se firmó entre Irán y Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania.

En 2018, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del pacto y volvió a aplicar duras sanciones a Irán, que en respuesta abandonó algunos de sus propios compromisos con el pacto y aumentó significativamente su enriquecimiento de uranio, lo que hace temer que se acerque a la capacidad de fabricar armas nucleares.

«El tiempo corre»

Lapid y Truss escribieron un artículo conjunto publicado por el periódico Daily Telegraph el lunes, en el que se comprometieron a que ambos países «trabajarán día y noche para evitar que el régimen iraní se convierta en una potencia nuclear«, y pidieron a otros aliados que se unieran al esfuerzo.

«El tiempo corre, lo que acentúa la necesidad de una estrecha cooperación con nuestros socios y amigos para frustrar las ambiciones de Teherán», dijeron.

«Sabemos que el mundo tiene que ser seguro para las democracias amantes de la libertad», añadieron, señalando la cooperación militar de los países en forma de ejercicios aéreos conjuntos y el atraque en julio del buque de guerra británico HMS Richmond en el puerto de Haifa.

Los ministros también denunciaron el atentado mortal perpetrado la semana pasada por un terrorista de Hamás en Jerusalén, que causó la muerte de un israelí, así como el incidente ocurrido a principios de mes, cuando la embajadora israelí en el Reino Unido se vio obligada a abandonar su participación en un debate universitario debido a las estridentes protestas de los manifestantes propalestinos.

La cooperación comercial de Israel con el Reino Unido está valorada en 5.000 millones de libras (6.600 millones de dólares), dijeron los ministros, y señalaron que la empresa farmacéutica israelí Teva proporciona una sexta parte de los medicamentos con receta utilizados por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

Estados Unidos participará indirectamente en las conversaciones de Viena, ya que la administración del presidente Joe Biden ha manifestado que está dispuesta a devolver a Estados Unidos al acuerdo.

Pero Irán se ha enfrentado a la agencia nuclear de la ONU y EE.UU. ha expresado su creciente escepticismo de que sea posible volver al acuerdo en medio de la intensificación de las violaciones por parte de Teherán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.