Parashá Vayelej

Y fue

 Libro Devarim / Deuteronomio (31:1 a 31:30)
RESUMEN DE LA PARASHA

Moshé cumplía 120 años de edad y habló al Pueblo de Israel anunciándole que estaba finalizando su liderazgo, y que el Todopoderoso había elegido como sucesor a Yehoshúa, quien los dirigiría y conduciría a la Tierra Prometida. Frente a todo el Pueblo, Moshé incitó a Yehoshúa a "ser fuerte y valiente", y que confiara plenamente en el Eterno.

Posteriormente entregó la Ley escrita a los cohanim y a los ancianos. En Sucot del año posterior al de la shemitá cuando los judíos sean convocados ante el Santuario, deberá leerse públicamente, y así cada uno estará obligado a obedecer a Hashem.

Leer más

Haftara Nitzavim

Haftara Devarim      

Devarim 29:9-30:20


En Parashat Nitzavim comienza el último día de la vida de Moshe. El texto enfatiza el significado de esto con su repetición de la palabra hayom – hoy – cinco veces en los primeros seis versículos de la porción. Según Rashi, Moshe sabía qué en ese día iba a morir. Sabe que esta es su última oportunidad de dirigirse al pueblo.

Existe un principio en la ley judía según el cual, antes de la muerte, se asume que una persona habla con sinceridad absoluta. Divrei sh’chiv mera: las palabras de una persona en su lecho de muerte son tan vinculantes legalmente como un contrato escrito, según nos dice el Talmud.

Leer más

Parashat Nitzavim (Deuteronomio) 29:9 – 30:20

De acuerdo con la halajá (ley judía) la parashat Nitzavim siempre debe ser leída – sola o junto con parashat Vaiélej – antes de Rosh Hashaná, como fue codificado por Rabí Iosef Karo (1488 – 1575) en su gran obra: el “Shulján Aruj” (Oraj Jaim 428:4), y los distintos comentaristas explicaron que dos son las razones para este orden que determinaron los Sabios.

Por un lado, parashat Nitzavim debe ser leída antes de Rosh Hashaná, para hacer una separación entre parashat Ki Tavó y la semana en la cual cae el día de Rosh Hashaná.Leer más

Nitzavim – Regresando con Dios

Por  Rabbi Mychal Springer

La porción de la Torá de esta semana, Nitzavim, habla profundamente sobre la teshuvá, la lucha literal y figurativa para regresar a Dios. Cuando nos volvemos hacia Dios «con todo [nuestro] corazón y alma», nos dice la parashá, entonces Dios «los reunirá de nuevo entre todos los pueblos donde el Señor su Dios los ha dispersado» (Deut 30: 3). Estar disperso es un estado de desorientación y desconexión. Teshuvá representa un regreso a casa. Existe una conexión orgánica entre el regreso a la Tierra de Israel, la tierra en el centro del alma judía, de la cual hemos sido desterrados, y el regreso que implica cambiar nuestros caminos y abrir nuestros corazones a Dios.… Leer más

Salir para volver a la tierra de promisión

Nos encontramos en las últimas lecturas anuales de la Toráh y en las cercanías de Rosh Hashaná.
La porción que leeremos este Shabat se denomina Ki Tabó ( cuando vengas a la tierra) y viene luego de Ki Tetzé ( cuando salgas a la guerra). Se podría pensar que cuando nacemos, salimos al mundo, a las guerras y desafíos que se presentan en la vida. Transformarse en persona, requiere cortar el cordón umbilical y salir a escenarios desconocidos, confrontarte con lo distinto, romper con la zona de confort de lo seguro, independizarse de padres, creencias y patrones preestablecidos.… Leer más