Democracia, verdad y diversidad

por Uriel Aiskovich (Templo IONA)
 

Deuteronomio 17:14-20

(14) Si, después de que hayas entrado en la tierra que el SEÑOR tu Dios te ha asignado, y hayas tomado posesión de ella y se haya asentado en ella, tú decides: "Pondré un rey sobre mí, al igual  que todas las naciones a mi alrededor Pondrás un rey sobre ti, elegido por el SEÑOR tu Dios. (16) Además, no guardará muchos caballos ni enviará gente de regreso a Egipto para agregar a sus caballos, ya que el SEÑOR le ha advertido: “No debes volver por ese camino otra vez”. (17) Y él no tendrá muchas esposas, no sea que su corazón se desvíe; ni amasará plata y oro en exceso. (18) Cuando esté sentado en su trono real, tendrá una copia de esta enseñanza escrita para él en un rollo de los sacerdotes levíticos. (19) Que permanezca con él y que lea en él toda su vida, para que pueda aprender a venerar al SEÑOR su Dios, a observar fielmente cada palabra de esta  enseñanza, así como estas leyes. (20) Por lo tanto, no actuará altanamente hacia sus compañeros ni se desviará de la Instrucción a la derecha o a la izquierda, hasta el fin de que él y sus descendientes puedan reinar por mucho tiempo en medio de Israel.

 

1 Samuel 8: 4-22
Todos los ancianos de Israel se reunieron y fueron a ver a Samuel en Ramá, y le dijeron: “Has envejecido y tus hijos no han seguido tus caminos. Por lo tanto, designa un rey para nosotros, para que nos gobierne como a todas las demás naciones ". Samuel estaba disgustado de que dijeran" Danos un rey para que nos gobierne".

Samuel oró al SEÑOR, y el SEÑOR respondió a Samuel:" Presta atención a la demanda de La gente en todo lo que te dicen. Porque no
eres tú a quien han rechazado; Es a mi a quien han rechazado como su rey.

Como todo lo demás que han hecho desde que los saqué de Egipto hasta el día de hoy, dejándome y adorando a otros dioses. Atiende a su demanda pero adviértales solemnemente y cuénteles acerca de las prácticas de cualquier rey queֽ los gobierne ”. Samuel informó todas las palabras del SEÑOR al pueblo, que le pedía un rey. Él dijo: “Esta será la práctica del rey que gobernará sobre usted tomará a sus hijos y los nombrará como sus cocheros y jinetes, y ellos servirán como corredores para sus carros.

Los nombrará como sus jefes de miles y de cincuenta; o tendrán que arar sus campos, recoger su cosecha y hacer sus armas y el equipo para sus carros. Tomará a tus hijas como perfumistas, cocineros y panaderos.
Aprovechará los campos, viñedos y olivares que elija, y se los dará a sus cortesanos. Tomará una décima parte de su grano y cosecha y se lo dará a sus eunucos y cortesanos.

Tomará a tus esclavos y esclavas, a tus jóvenes elegidos y a tus asnos, y los pondrá a trabajar para él.

Tomará una décima parte de tus rebaños, y serás sus esclavos.
Llegará el día cuando clamen por causa del rey que ustedes mismos han elegido; y el SEÑOR no te contestará ese día. "Pero la gente no
ִescucharía la advertencia de Samuel.

"No", dijeron. "Debemos tener un rey sobre nosotros, para que podamos ser como todas las demás naciones: que nuestro rey nos gobierne y salga a la cabeza y pelee nuestras batallas". Cuando Samuel escuchó todo lo que decía la gente, lo informó a El Señor. Y el SEÑOR dijo a Samuel: "Presta atención a sus demandas y designa un rey para ellos". Entonces Samuel dijo a los hombres de Israel: "Todos ustedes van a casa".

Para debatir (abajo donde dice comentar podes dar tu opinión) sobre las siguientes preguntas:

1- ¿Qué diferencias hay entre la sección de la Torá (Deuteronomio) y lo que dice el libro de Samuel con respecto a la elección de un rey?

2. ¿Qué advertencias expresa Samuel sobre la llegada de un Rey?
3. ¿Como se instaura la monarquía en Israel?

4. ¿Puede ser una monarquía democrática?

Sanhedrin 20b:9

La baraita continúa: el rabino Nehorai dice: Este pasaje bíblico sobre la designación de un rey se declaró sólo en respuesta a la queja del pueblo judío, como se dice: "Cuando vengas a la tierra que el Señor tu Dios te da, la poseerás". y habitaré allí, y diré: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están a mi alrededor ”(Deuteronomio 17:14). El versículo indica que nombrar un rey no es una mitzva y que cuando Samuel les habló, tuvo la intención de asustarlos para que pudieran lamentar su queja y retirar su solicitud de un rey.

Talmud, Hagiga, 3b

Los Maestros de las Asambleas: estos son discípulos de los sabios, que se sientan en asambleas numerosas y se ocupan de Torá, algunos pronunciando puramente y otros impuramente, algunos prohibiendo y otros permitiendo, algunos descalificando y otros considerando válido.

Si una persona dijera: ¿Cómo he de aprender la Torá en estas circunstancias? Por lo tanto el texto dice: Todas las palabras provienen de un Pastor. Un Dios las dio; un líder las pronunció desde la boca del Señor de la creación, bendito sea; pues está escrito: “Y Dios dijo todas estas palabras”. Dispón de tu oído como un receptáculo y procúrate un corazón perceptivo para comprender las palabras de aquellos que pronuncian impuramente y las palabras de aquellos que pronuncian puramente, las palabras de aquellos que prohíben y las palabras de aquellos que permiten, las palabras de aquellos que descalifican y las palabras de aquellos que consideran válido (Talmud de Babilonia, Hagigá 3b, T)

Deuteronomio 16:19

No juzgarás injustamente: no
mostrarás parcialidad; No aceptarás sobornos, porque los sobornos ciegan los ojos del discernimiento y trastornan la súplica de los justos.

Para debatir (abajo donde dice comentar podes dar tu opinión) sobre las siguientes preguntas:

 

¿Qué relación pueden encontrar entre estas dos últimas fuentes y la democracia?

Bava Metzia 59, Talmud de Babilonia

El episodio del “horno de Aknai” se refiere a la discusión entre Rabí Eliezer y el resto de los rabinos al respecto del estatuto ritual del “horno de Aknai”. Mientras que todos lo declaraban impuro, Rabí Eliezer lo declaró puro. Ante la imposibilidad de convencerlos con sus argumentos, Rabí Eliezer apeló a “señales” sobrenaturales que demuestren su posición:

(...)señaló a un árbol que estaba creciendo frente a la ventana y dijo:

-Si la ley me da la razón, que ese algarrobo nos de una prueba. Y tan pronto terminó de hablar, el árbol se alejó de un salto! A los sabios les costaba entender lo que habían visto(...)luego de un intercambio, uno de ellos le dijo a Rabí Eliezer:
-Ningún algarrobo va a determinar una normativa rabínica. No has demostrado nada.

Entonces, él les dijo: “Si la ley está de acuerdo conmigo, este arroyo lo probará”. El arroyo empezó a fluir hacia atrás.
Ellos le dijeron: “No se puede extraer prueba alguna de un arroyo”.
Entonces, él habló de nuevo: “Si la ley está de acuerdo conmigo, las paredes de esta casa de estudio lo probarán”. Las paredes de la casa de estudio se inclinaron como si estuvieran a punto de caerse.

Entonces, Rabí Ieoshúa les gritó: “¿Acaso les incumbe si los hombres sabios discuten sobre la ley?”
Y así las paredes no se cayeron, en honor de Rabí Ieoshúa, y no se enderezaron, en honor de Rabí Eliezer, y hasta el día de hoy siguen inclinadas.

Entonces, él volvió a hablarles: “Si la ley está de acuerdo conmigo, ¡los cielos mismos van a probarlo!”
Una voz surgió desde los cielos y dijo: “¿Por qué discuten con Rabí Eliezer?: ¡la ley está de acuerdo con él en todos los casos!” Entonces, Rabí Ieoshúa se puso de pie y dijo: “No está en los cielos (Deuteronomio. 30:12)”.

¿Qué quiso decir con “no está en los Cielos”? Rabi Irmiahu dice: “la Torá nos fue entregada en el Monte Sinaí; la voz de los cielos no nos preocupa. Porque está escrito en la Torá del Monte Sinaí: ‘Frente a la mayoría debemos inclinarnos’”.
Rabí Natán se encontró con Elías y le preguntó: ¿Qué hizo el Santo, bendito sea Él, en aquel momento?“. Él replicó: “Se rió diciendo: Mis hijos me han vencido, me han vencido” (Bava Metzia 59, Talmud de Babilonia).

John Dewey, Filósofo norteamericano, 1859-1952

Para Dewey existía una relación entre su concepción de democracia y la práctica que una sociedad le otorga a la diversidad. La democracia no es solo un conjunto de instituciones, procedimientos electorales formales y garantías legales. Para Dewey es “una forma de vida”, un ideal ético:

“ Comparado con otras formas de vida, la democracia es la única forma de vivir que cree profundamente en el proceso de la experiencia como fin y como medio(...)y que libera emociones, necesidades y deseos para dar origen a cosas que no existían en el pasado. Pues cada forma de vida que fracasa en su democracia limita los contactos, los intercambios, las comunicaciones y las interacciones a través de las cuales la experiencia se estabiliza y a la vez se amplía y se enriquece. La tarea de esta liberación y enriquecimiento debe llevarse a cabo día a día. Como no puede terminar hasta que la experiencia misma llegue a su fin, la tarea de la democracia es siempre la de la creación de una experiencia más libre y humana, que todos compartimos y a la que todos contribuimos.” (Dewey, 1988:229-230).

La democracia vista como una experiencia de redefinición constante implica una verdad en permanente reconstrucción y opuesta a cualquier noción de absoluto. Por ende en esta visión de democracia no hay lugar para la exclusión. Para Dewey en lo períodos de gran incertidumbre, ansiedad y miedo es cuando se buscan las certezas y absolutos morales.

Richard Rorty, Filósofo.

“La justificación que hace el pragmatista de la tolerancia, la libre indagación y la búsqueda de una comunicación no distorsionada sólo puede asumir la forma de una comparación entre sociedades que ilustran estos hábitos y sociedades que no, lo que lleva a la sugerencia de que nadie que haya conocido ambas puede preferir las últimas. Está ilustrada por la defensa de la democracia de Winston Churchill como la peor forma de gobierno imaginable, a excepción de todas las que se han ensayado hasta el momento. Esta justificación no lo es por referencia a un criterio, sino por referencia a diversas ventajas prácticas concretas. Sólo es circular por cuanto los términos de elogio utilizados para describir a las sociedades liberales se inspiran en el vocabulario de las propias sociedades liberales. Después de todo, este elogio tiene que hacerse en un vocabulario y los términos de elogio corrientes en las sociedades primitivas, teocráticas o totalitarias no producirán el resultado deseado. Así pues, el pragmatista admite que no tiene un punto de vista ahistórico desde el que suscribir los hábitos de las democracias modernas que desea elogiar. Estas consecuencias son precisamente las que esperan los partidarios de la solidaridad. Pero entre los partidarios de la objetividad surgen, de nuevo, temores al dilema compuesto por el etnocentrismo, por un lado, y el relativismo, por otro. U otorgamos un privilegio especial a nuestra propia comunidad, o pretendemos una tolerancia imposible para todos los demás grupos. “ (Rorty, 1996:49, el subrayado es nuestro)

de  Sefaria por ​Uriel Aiskovich

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.