EL NACIMIENTO DE UN NAZI

LOS NIÑOS DEL FÜHRER
 


“Tú no piensas como yo, pero tus hijos me pertenecen”

Cuando las tropas soviéticas llegaron a Berlin en de abril de 1945, la guerra estaba perdida para Alemania. Pero la batalla por la ciudad fue complicada: fueron recibidos por miles de niños fanáticos, adoctrinados, que creían aun en la victoria del nazismo.
Fue un plan de Hitler para los niños: inculcarles valores propios del nazismo a través de un sistema educativo que lograba que se creyeran ‘héroes inmortales’.
A finales de 1939 las Juventudes Hitlerianas tenían 8 millones de militantes, al punto que Hitler decía a sus enemigos internos: “Tú no piensas como yo, pero tus hijos ya me pertenecen”. Componían una generación modelada completamente. Eran más nazis que los propios nazis.
Los niños fueron movilizados en el frente de Oriente y el de Occidente, y muchos combatieron hasta el final, defendiendo posiciones indefendibles. En Berlín, cuando estaba ya todo perdido, infligieron muchísimo daño al Ejército Soviético. Los niños hicieron que los combatientes aliados se enfrentaran a un verdadero dilema moral. Estaban combatiendo contra pequeños demonios, muy fanáticos, que emergían de entre las ruinas, pero que no dejaban de ser niños. 
 


Hubo un grupo de niñas que puso en jaque a todo un grupo de combatientes americanos, que no supieron reaccionar ante la amenaza de niñas con faldas.

Tras la capitulación definitiva del Tercer Reich, los niños nazis fueron capturados por los ejércitos aliados, que no sabían muy bien qué hacer con ellos. Algunos habían cometido salvajes actos criminales, pero eran menores de edad, y, en la mayoría de casos, no se les llevó ante la justicia. Se emprendió entonces todo un proceso de desnazificación que fue tremendamente complejo:
El lavado de cerebro era tan grande, que los niños, ya prisioneros, seguían saludando a los soldados americanos cómo saludaban a los alemanes, con el brazo en alto y diciendo ‘Heil Hitler’. Los aliados intentaron borrar de la mente de los niños todo lo que habían introducido los nazis, pero fue complicado. Fue el último legado del nazismo
.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.