El vínculo entre el pueblo judío y Jerusalén nunca se borrará

JERUSALEM DE ORO

El embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, se dirigió el miércoles a la Asamblea General en un debate sobre la «Cuestión de Palestina», en el que la Asamblea votará tres resoluciones antiisraelíes como parte de una serie anual de resoluciones conocida como el «Paquete Palestino».

El embajador Erdan respondió a las resoluciones que se votarán y criticó duramente la resolución sobre Jerusalén, que elimina el nombre original judío «Monte del Templo» y llama al lugar solo por su nombre musulmán «Haram al-Sharif», ignorando la conexión de 3.000 años entre el pueblo judío y Jerusalén.

Erdan también atacó a la Autoridad Palestina, que está llevando a cabo una campaña de mentiras e incitación contra el Estado de Israel y ni siquiera condenó el asesinato del difunto Eli Kay en Jerusalén la semana pasada a manos de un terrorista árabe palestino.

«Eli Kay, un joven y vibrante joven de 26 años, creció en Sudáfrica, pero soñaba con emigrar a Israel, la patria del pueblo judío. Después de trasladarse a Israel, pasó un tiempo trabajando en un kibbutz: para Eli era importante trabajar la tierra y sentir su santidad. Eli amaba Israel, pero tenía una conexión especial con Jerusalén. Se convirtió en guía turístico en el Muro de las Lamentaciones y se dedicó a compartir con otros el vínculo inquebrantable con la Ciudad Santa. Eli aceptaba a todo el mundo y siempre saludaba calurosamente a la gente con una sonrisa, sin importar quiénes fueran. Eli había estado planeando su próximo compromiso con Jen, su novia. Jen estaba preparada para formar una familia y pasar el resto de su vida con él, ya que Eli era la persona más amable, cariñosa y considerada que había conocido», dijo Erdan.

«Trágicamente, el domingo pasado, un terrorista palestino abrió fuego contra una multitud en Jerusalén, asesinando brutalmente a Eli e hiriendo a otras cuatro personas. El único crimen de Eli fue ser judío en la Ciudad Santa. La ciudad que ha estado en cada corazón judío durante tres mil años», añadió.

«Y mientras este horrible acto de terror devastó familias y destruyó vidas, la Autoridad Palestina y el presidente Abbas ni siquiera se han molestado en condenarlo. ¿Saben por qué? Sencillamente, porque no están interesados en la reconciliación. Lo único que les interesa a los dirigentes palestinos es promover la violencia y la incitación, mientras intentan borrar la conexión entre Jerusalén y el pueblo judío», continuó Erdan.

«Fomentar una cultura de odio e incitación contra Israel es más importante para los dirigentes palestinos que mejorar la calidad de vida de sus propios ciudadanos. La sangre judía apenas se ha secado, ¿y tienen ustedes la audacia de señalar a Israel por la violencia en Jerusalén? Hoy van a votar tres resoluciones. Tres resoluciones que tienen un propósito y solo un propósito: demonizar a Israel».

«Una de las exigencias más absurdas de estas resoluciones es el llamamiento a mantener el statu quo en Jerusalén, cuando en esencia, la resolución hace exactamente lo contrario. Al referirse al lugar más sagrado del judaísmo, el Monte del Templo, solo por su nombre musulmán, ¡la propia resolución está cambiando el statu quo! La hipocresía de estas resoluciones es realmente escandalosa. Una resolución sobre Jerusalén que no hace referencia a sus antiguas raíces judías no es un error ignorante, sino un intento de distorsionar y reescribir la historia. En todas las ceremonias de boda judías, los recién casados se colocan bajo el palio nupcial y se comprometen a no olvidar nunca su profunda conexión judía con Jerusalén: «Si te olvido, oh Jerusalén, que mi mano derecha pierda su habilidad»», dijo el embajador.

«Así que permítanme ser claro: ya sea mediante ataques terroristas contra los judíos en nuestros lugares sagrados o mediante resoluciones sesgadas de la ONU que están completamente alejadas de la realidad, el vínculo eterno entre el pueblo judío y Jerusalén —nuestra capital— nunca se borrará», subrayó Erdan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 3 =