YEHUDI MENUHIN: EXIMIO VIOLINISTA, DIRECTOR, ORADOR

YEHUDI MENUHIN (1916-1999)

Yehudi Menuhin  Nació en Nueva York el 22 de abril de1916. Falleció el 12 de marzo de1999 en Berlín.
Hijo de judíos emigrados de Rusia, obtuvo la nacionalidad británica en 1985 (y el título de Lord). Muy pronto se reveló como un prodigioso violinista al ofrecer su primer concierto público con sólo cinco años de edad, en San Francisco. A los cuatro años comenzó sus estudios con Sigmund Anker, su primer maestro, continuando posteriormente con Louis Persinger que lo hizo debutar profesionalmente a los ocho años de edad. Alumno de grandes maestros del violín, a los diez años de edad se presentó en París, a los once en Nueva York y poco después en Berlín.

En el viejo continente se pone en manos de George Enescu, entonces descubrió que “interpretar equivalía a ser”, como reflejaría más adelante en su diario. Paulatinamente iría desarrollando y madurando sus criterios y valores más característicos, entre los que se destacarían la capacidad de trabajo, la autoexigencia, así como una concepción del arte estrechamente interrelacionado con la vida. “Recuerdo vivamente mi primera lección con Enescu. Mi madre me llevó a su casa y esperamos en el salón, al poco rato apareció el maestro con su violín y comenzó a tocar una Partita de Johann Sebastian Bach. Ahí verdaderamente comenzó mi amor por el instrumento”.

En noviembre de ese mismo año presentó en Nueva York el Concierto para violín opus 61 de Beethoven bajo la batuta de Fritz Busch, convirtiéndose entonces en la portada de los principales diarios del país. Rápidamente se organizaron giras de conciertos por Estados Unidos, Berlín (1928) y Londres (1929). Su primera grabación fonográfica data de esta época.

En los años 30, Menuhin estudió simultáneamente con Enescu, cuya influencia en la estética musical del muchacho fue definitiva, y con Adolf Busch. Su madurez es tal que cuando Fritz Kreisler renuncia a grabar el concierto para violín opus 61 de Elgar, es Menuhin el elegido para realizar el registro fonográfico con el propio Elgar (75 años) a la batuta

En 1934 rechazó una visita a Alemania por ser judío, a la vez que pidió que se revocara el destierro de otros músicos judíos, y en 1935 realizó su primera gira alrededor del mundo. Durante la segunda guerra mundial intervino en más de 500 conciertos a beneficio de la Cruz Roja y las fuerzas aliadas. Su actividad en el bando aliado durante la Segunda Guerra Mundial le llevó a dar 500 conciertos en diversos destacamentos de las tropas. De esta época existe un film propagandístico en el que Menuhin interpreta el Vuelo del Moscardón y el Ave María de Schubert.

Tras la contienda, actuó en Alemania en 1947 y en Moscú en 1950, y fue responsable del programa de intercambio cultural en los Estados Unidos y la Unión Soviética en 1955.

A su carrera como violinista, se unió la de director de orquesta. Desarrolló también un gran trabajo en favor de la enseñanza de la música, con la creación de dos importantes escuelas en Gran Bretaña y Suiza. Destacado activista en favor de los derechos humanos, ofreció conciertos benéficos por todo el mundo en favor de numerosas causas. 

Lord Yehudi Menuhin fue también conocido por su colección de más de 30 violines y por sus libros, como “El violín”, “La música del hombre”, “Violín y Viola”, etc

Desde 1959 Menuhin se instaló en Londres, haciéndose cargo del Festival Bath (1958-68), el Festival Windsor (1969-1972) y el Gstaad Festival. En esta época se sitúa el comienzo de su interés por el vegetarianismo y la cultura india.

En 1962 funda cerca de Londres la escuela superior de música que lleva su nombreDurante los últimos años de su vida abandonó el instrumento para dedicar casi todo su tiempo a la dirección orquestal. Conocido también como humanista y filántropo, en 1960 recibió el Premio Nehru de la Paz y en 1992 fue embajador de buena voluntad de la Unesco.

Medalla de oro de la Sociedad General de Autores y Editores (1995) y Gran Cruz del Mérito Civil de España (1995) entre otros muchos galardones y distinciones, fue además nombrado doctor honoris causa por las universidades de Oxford, Cambridge, Sorbona y Toronto, entre otras. Recibió el premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1997.

En 1991, Lord Yehudi Menuhin fundó en Bruselas la International Yehudi Menuhin Foundation(IYMF), una asociación internacional sin fines de lucro. Esta asociación tiene como misión fundamental organizar proyectos con un objetivo común: give a voice to the voiceless (dar una voz a aquellos que no la tienen).Sus objetivos fundamentales: *La Asamblea de las Culturas tiene como misión crear un foro en el que las culturas europeas minoritarias puedan ser escuchadas, respetadas y protegidas, es decir, dar voz a los que no tienen voz. 
El 21 de noviembre de 1997 Yehudi Menuhin organizó la primera Asamblea de las Culturas de Europa que tuvo lugar en el Parlamento Europeo en Bruselas.* Promover las expresiones musicales y los encuentros de diferentes culturas mediante la organización de acontecimientos específicos: seminarios, conferencias, grupos de reflexión, conciertos. 
Fruto de este trabajo han sido las realizaciones de: “Del citar a la guitarra”, “Todos los violines del mundo”, “Voces por la paz” y ” Los sueños de Menuhin”.* El Proyecto MUS-E, la música y las artes como fuente de equilibrio y convivencia.El proyecto mas importante del IYMF es el Proyecto Mus-e, un programa multicultural en las escuelas que quiere ofrecer a los niños, a través de la creatividad y el arte, una fuente de equilibrio y tolerancia. Este proyecto Mus-e se está  ampliando gradualmente por todo el mundo. Mus-e se desarrolla ya desde hace 13 años en 16 países europeos.

Esta dimensión internacional le da una dinámica para nuevos contactos y nuevas cooperaciones en el mundo entero, favoreciendo la solidaridad y el respeto hacia el otro. MUS-E desea  reunir culturas diferentes a través de la cooperación creativa, estimulando el mutuo respeto y la abertura espiritual.

Horst Leuchtman, musicólogo de la Academia de Ciencias de Baviera, comenta: “En Yehudi Menuhin no sólo celebramos al famoso violinista, al virtuoso de una sorprendente carrera… También celebramos al pensador, al educador Menuhin que se formó lentamente, guiado por el arte, su mundana experiencia de la vida y la observación, al hombre que en su rara universidad como solista, director, orador, miembro y presidente de muchos comités y jurados supo enseñar, aconsejar, entusiasmar y transmitir, como el pedagogo que es en escuela de música.”
Salvador Benmergui
Fuente: Fundación Yehudi Menujin-España 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.