AMOR KOSHER: SENSUALIDAD, SEXUALIDAD Y EROTISMO

EL LIBRO DEL GÉNESIS DICE QUE CUANDO D-OS CREÓ AL HOMBRE EN EL DÍA SEXTO: “LOS CREÓ MACHO Y HEMBRA. Y LOS BENDIJO D-OS Y LES DIJO: PROCREAD Y MULTIPLICAOS. COLMAD LA TIERRA… Y VIO D-OS TODO LO QUE HABÍA HECHO Y HE AQUÍ QUE ERA MUY BUENO“. EL PROCREAR Y MULTIPLICARSE FUE UNA ORDEN Y UNA BENDICIÓN. Y COMO REGALO ADICIONAL, NOS DIO EL PLACER.
Entonces, es más que evidente que la relación sexual no tiene nada de malo, pecaminoso o prohibido. 

Otro de los grandes regalos que D-os dio al hombre fue el de los placeres de los sentidos.

D-os hizo el mundo físico para que lo disfrutemos. El Talmud dice que si una persona tiene la oportunidad de probar una fruta nueva y se rehúsa a hacerlo, tendrá que rendir cuentas por eso en el mundo venidero.

SENSUALIDAD

Todo lo relativo a las sensaciones de los sentidos es lo sensual. A través de los sentidos, que históricamente se han considerado ser cinco —vista, tacto, gusto, olfato y oído—es que conocemos el mundo, que lo sentimos. Y es a través de estos que percibimos el frío y el calor, lo salado y lo dulce, la oscuridad y la luz, el ruido y la música, los golpes y las caricias, el dolor y el placer.

La palabra hebrea Mitzvá tiene varios significados. El básico es que es una orden, un mandamiento. El segundo, es que es un acto piadoso, una buena obra y el tercero, es considerado como un lazo de unión, entre el que recibe el mandamiento y el que lo da.

El cumplimiento de las Mitzvot eleva nuestra alma. El cumplimiento de una Mitzvá crece en valor si esta se lleva a cabo con alegría, con belleza, con conciencia y voluntad.

El procrear es una de las Mitzvot contenidas en la Torá y como tal, debe realizarse con júbilo y alegría. Sin embargo, esta rodeada de miedos y mitos que nacen de la falta de una correcta educación sexual.

SEXUALIDAD

La sexualidad es lo que tiene que ver con el  comportamiento sexual humano. Este varía enormemente en el tiempo entre unas y otras épocas, así como entre distintas civilizaciones. La  actividad sexual en los humanos es una forma de intimidad física. Puede realizarse con el propósito de la reproducción biológica trascen dencia  espiritual o para expresar afecto.

Para la salud mental, emocional y física del individuo, de las relaciones de pareja, de la familia y hasta de la sociedad, es vital que la sexualidad sea vista con naturalidad y apertura. Tomando en cuenta que no es una actividad pecaminosa ni maligna y aceptando y respetando los gustos y preferencias de cada uno, debe hacerla una fuente de unión y placer, literalmente, como D-os manda.

EROTISMO

Para los griegos antiguos Eros era el dios del amor, del amor físico. Freud llamó Eros a una pulsión de vida, opuesta a Tanatos, la pulsión de muerte. De acuerdo con esto, el erotismo es la fuerza vital, que incluye el deseo sexual. Pero el erotismo es mucho más. Todos, mientras estamos vivos, somos seres eróticos, en mayor o menor grado. Esto involucra todo nuestro ser, nuestra mente y nuestro cuerpo y cada quién lo expresa de muy personal y diferente manera. Es la forma en la que expresamos nuestros deseos, fantasías y sentimientos más íntimos. No se puede considerar que haya una práctica erótica que en si misma sea normal o anormal, ya que lo que a uno puede resultarle placentero, a otro puede serle desagradable y hasta doloroso.

Por eso, para poder expresarse sensual, sexual y eróticamente, es necesario primero conocerse y aceptarse, para estar en posibilidad de así cumplir la Mitzvá de dar y recibir placer.

* * * *

Aclaración: Esta columna NO es un manual de instrucción sexual ni un Consultorio terapéutico. No es la intención recomendar ni criticar conductas ni preferencias. Mucho menos juzgar ya que ni D-os en la Torá lo hace. El único fin es el de dejar entrar un poco de aire fresco a temas que por mucho tiempo se han mantenido encerrados, generando malentendidos y desviaciones

@ENLACE JUDÍO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.