Científicos descubren oxígeno respirable en una galaxia fuera de la Vía Láctea

Por primera vez, los astrónomos han identificado el oxígeno molecular en una galaxia fuera de la Vía Láctea.

El descubrimiento fue hecho por un equipo de astrónomos del Observatorio Astronómico de Shangai, dirigido por Junzhi Wang.

El equipo identificó la presencia de oxígeno molecular analizando las ondas de luz que habían llegado a la Tierra desde Markarian 231, una galaxia a unos 581 millones de años luz.

Irónicamente, la presencia de oxígeno en nuestra propia atmósfera, junto con otros gases, tradicionalmente ha hecho difícil obtener lecturas precisas de las ondas de luz de galaxias distantes, según un informe en Vice.

Esas ondas de luz son típicamente absorbidas o redirigidas por los diversos elementos gaseosos contenidos en nuestra atmósfera, haciendo casi imposible obtener lecturas precisas.

Las ondas de luz de Markarian 231, sin embargo, vinieron de lo que se llama un objeto cuasi-estelar, o QSO.

Los QSO son objetos distantes que tienen una apariencia de estrella pero emiten luz que ha sido desplazada al rojo, viajando a una frecuencia de onda más baja que la convencional.

Debido a que las lecturas de luz de Markarian 231 se originaron a partir de un QSO, tenían una frecuencia de onda significativamente más baja que las ondas de luz convencionales, lo que les permitió pasar a través de la atmósfera de la Tierra sin ningún efecto de distorsión.

Las lecturas de las ondas de luz se tomaron en dos lugares diferentes: el telescopio de 30 metros del IRAM en Granada, España, y el telescopio Northern Extended Millimeter Array en los Alpes Franceses.

Basándose en las lecturas, el equipo estima que podría haber más de 100 veces más oxígeno en la galaxia Markarian 231 que el que se ha observado hasta ahora en la Vía Láctea.

En los últimos 20 años, se ha detectado oxígeno molecular en otros dos lugares de la Vía Láctea: la nube Rho Ophiuchi y la nebulosa de Orión.

Los seres humanos pueden respirar oxígeno puro por períodos cortos – se utiliza como un tratamiento común para algunas condiciones de salud, incluyendo a las personas que sufren de curvaturas – pero nuestros sistemas respiratorios dependen de otros elementos en el aire, como el nitrógeno y el dióxido de carbono, para funcionar normalmente.

Respirar oxígeno puro por períodos prolongados puede causar daño pulmonar permanente y toxicidad de oxígeno, como resultado de que la hemoglobina de la sangre se vea abrumada con más moléculas de oxígeno de las que puede transportar.

Aún así, se cree que el oxígeno es uno de los elementos clave necesarios para el desarrollo de la vida.

El equipo cree que una mayor investigación podría ayudarles a comprender cómo la distribución de oxígeno influye en el desarrollo de las galaxias y cómo eso puede crear algunas de las condiciones previas necesarias para la formación de la vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.