CINCO MUJERES JUDÍAS QUE LUCHARON POR ABRIRSE CAMINO EN UN MUNDO HOSTIL

Para las mujeres que crecimos a finales de los noventa e inicio de los dosmiles el machismo es algo que conocimos desde lejos. A mí nadie me dijo que no podía estudiar, con quién debía casarme, ni que debía sacrificar mi trabajo cuando encontrará pareja. El divorcio de mis abuelos, desde niña me fue tan natural como el matrimonio de mis padres, mi hermano gemelo y yo recibimos siempre el mismo trato y los mismos derechos, su lucha nunca fue en esencia distinta a la mía. Crecí sin los prejuicios de las generaciones de antes. Sin embargo sé que no es el caso de todas las mujeres en el mundo, ni de todas las mujeres del país en donde vivo. Amigas mías les dijeron que no debían hacer determinado deporte de niñas porque no era suficientemente femenino, que debían arreglarse siempre antes de salir de la casa y que hasta la fecha son incapaces de tomar una decisión sin la aprobación de un hombre; son heridas o cambios que sanarán con el tiempo.

Sin embargo, la situación que se vive hoy para las mujeres tanto en México como en el mundo no fue siempre esta, en la historia ha habido muchos lugares de los cuales fuimos excluidas, los derechos que gozo hoy en día son el resultado de mujeres que lucharon por abrirse espacio en este mundo. Por eso en conmemoración al Día de la Mujer quiero recordar a todas las mujeres judías que lucharon por su vida y por abrirnos camino a las que veníamos después. La siguiente lista incluye mujeres que lucharon por mejorar la educación de niñas que sufrían exclusión, otras que sin saberlo cambiaron un parámetro social en la moda y ayudaron a más mujeres a sentirse bien con su cuerpo y su género y mujeres que simplemente lucharon por su vida. Esperamos les guste.

SARAH SCHNERIRER (1883 – 1995). CREADORA DEL MOVIMIENTO BAIT YAAKOV

Sarah Schnerirer nació en Polonia en una época en las que las mujeres eran relegadas socialmente en cuanto al estudio de la Torá y la religión. Era imposible abrir un seminario para niñas judías pues la idea era rechazada por todos los rabinos grandes del momento y las comunidades mismas. Se hicieron varias convenciones donde la propuesta era abucheada y rechazada por todos los delegados. La idea que se tenía en ese entonces era que la mujer debería cuidar de su casa, su marido, producir ganancias económicas y dejar la vida religiosa y el estudio al hombre. Sin embargo, sí se mandaba a las niñas a la escuela secular puesto que los padres querían que pudieran ser productivas económicamente para apoyar el estudio de su esposo.

Sarah Schnerierer vio como sus amigas y compañeras se separaban por completo del judaísmo al crecer, pues lo consideraban una tradición arcaica, sin futuro y represiva. Supo que entre más avanzado era el nivel intelectual de la mujer y entre más conocimientos tuviera del mundo secular, más querría apartarse del mundo judío pues éste se convertía en una limitante grande para ella. A sus ojos era evidente la necesidad de una escuela religiosa para niñas que integrara el mundo moderno a la tradición. Así fue como fundó la escuela Bait Yaakov en 1917 con 25 niñas. Rompió el tabú social de su época y logro convertir su institución en un modelo que se reproduciría por el mundo. Siendo todavía hoy una de las escuelas más importantes en el mundo judío.

SARAH AARONSOHN (1890 – 1917) CREADORA DEL PRIMER GRUPO DE ESPIONAJE JUDÍO EN MEDIO ORIENTE

Sarah Aaronsohn nació en Zijrón Yaakov en el seno de una familia romano – judía que se había instalado en la tierra de Israel durante la Primer Aliya. Tras casarse y vivir en Estambul, Sarah se vio la necesidad de regresar a Israel una vez que su matrimonio falló. Durante su viaje presenció personalmente los horrores del genocidio armenio, temió por su pueblo y se propuso como meta de vida evitar que dichos horrores continuaran con los armenios y evitar a toda costa que los judíos sufrieran del mismo genocidio. Así fue como creo con sus hermanos el primer grupo de espionaje judío en Medio Oriente denominado NILI, para apoyar a quienes querían derrocar el gobierno otomano. Sin él los británicos jamás hubieran podido conquistar tierra santa. Fue atrapada por los otomanos y torturada brutalmente hasta su muerte. Sin ella y su red, el estado de Israel no sería posible hoy en día.

FAYE SCHULMAN (1919 – 2015) PARTISANA JUDÍA

Faye Schulman vio como todos los miembros de su familia fueron masacrados en el gueto de Lenin de Polonia. Ella pudo huir y unirse a la Resistencia; arriesgó su vida para recuperar su equipo de fotografía pues quería mostrar que los judíos sí ofrecieron resistencia. Antes de morir escribió varios libros sobre su vida y las batallas en las líneas de los partisanos.

LAYNE BRYANT (1879 – 1951) CREADORA DE LA ROPA PARA MATERNIDAD

Lane Bryant nació con el nombre de Lena Himelstein emigró de Lituania a Estados Unidos con sus padres a los 16 años. Al enterarse que debía casarse con el hombre que pagó su pasaje prefirió huir de su familia y trabajar en una fábrica industrial. Empezó ganando 1 dólar a la semana y con el tiempo agarraría maestría y ganaría 15 dólares semanales; unos años después se casó con el hombre que amaba y dejo de trabajar para cuidar de su embarazo. Desgraciadamente queda viuda y debe hacerse cargo de la manutención de su hijo ella sola. Decide no regresar a la fábrica para poder cuidar del niño y abre su propio taller de costura en su departamento. Sus diseños y vestidos se hicieron famosos rápidamente al punto que pudo poner su propia tienda en la Quinta Avenida.

Sin embargo, su éxito y el cambió que hizo en el mundo fue evidente cuando una señora le pidió que cosiera un vestido para usar durante su embarazo. Nadie en toda la ciudad vendía algo así, se creía que la mujer debía sentir esconderse y sentir vergüenza de su embarazo. Bryant no rechazó la petición de la cliente y pudo hacer que su vestido se viera bien durante todo el embarazo. Esto generó que más mujeres llegaran pidiendo vestidos similares. Al poco tiempo creó su propia marca de ropa para maternidad rompiendo así uno de los tabús sociales más grandes del momento.

SELMA MAYER (1884 – 1984) FUNDÓ LAS BASES DEL ENFERMERÍA DEL HOSPITAL SHAAREI ZEDECK

Selma Mayer, conocida como Schwester Selma, fue una de las primeras mujeres judías alemanas en recibirse de enfermera. Demostró ser apasionada y cuidadosa en su trabajo, destacando como una de las mejores enfermeras en Hamburgo. En 1916 durante la Primera Guerra Mundial Dr Wallach el fundador y director de Shaarei Zedeck viajo a Alemania en busca de una enfermera que pudiera dirigir con él el hospital y entrenar al personal. Le propuso el puesto a Selma en Israel y ésta aceptó la oferta. Trabajó en el hospital por 68 años hasta su muerte y realmente fue ella la encargada de que se volviera un recinto seguro y profesional. Cuando llegó ninguna de las empleadas tenía experiencia, ni preparación médica por eso mismo se vio en la necesidad de fundar una escuela de enfermería a la vez que realizaba gran parte del trabajo requerido en el hospital. Fue una mujer que siempre demostró diligencia y liderazgo y ayudó a que más mujeres tuvieran la preparación necesaria en su trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.