¿Cuál es el futuro de los Rollos del Mar Muerto de dos mil años de antigüedad

Han pasado casi 30 años desde que la Autoridad de Antigüedades de Israel decidió establecer un laboratorio y una sala de control climático dedicados a la conservación de los Pergaminos del Mar Muerto. La última década ha sido testigo del florecimiento de una variedad de proyectos para descubrir los secretos de los manuscritos de dos mil años de antigüedad, así como para preservarlos y hacerlos accesibles al público, bajo una Unidad de Pergaminos del Mar Muerto, establecida en el 2010.

Al frente de la instalación desde su fundación estuvo el arqueólogo Pnina Shor, quien supervisó iniciativas como la digitalización de los pergaminos y diferentes corrientes de investigación exhaustiva para investigar sus elementos materiales. Ahora, la unidad vuelve a pasar página: Shor se retiró en febrero y el nuevo jefe de la unidad, el arqueólogo Joe Uziel, habló con The Jerusalem Post sobre su visión de su cargo, los esfuerzos en curso de la unidad y los efectos de la crisis del coronavirus que estalló justo después de que él comenzara su trabajo.

“Unirse a una unidad que abarca todo el espectro de trabajo relacionado con los Rollos del Mar Muerto, incluyendo la investigación, la conservación y la divulgación es una oportunidad única en la vida”, manifestó.

Antes de unirse a la unidad, Uziel fue un arqueólogo especializado en la Edad de Bronce y Hierro, mucho antes del período del que datan los pergaminos, y llevó a cabo varias excavaciones prominentes en Jerusalem, incluyendo en la Ciudad de David y el Muro Occidental.

“No soy un erudito o especialista en los Pergaminos del Mar Muerto, pero creo que mi experiencia en el campo va a ser importante para ofrecer la perspectiva de un arqueólogo, porque los pergaminos son un hallazgo arqueológico”, explicó. “Además, una de las cosas en las que me he centrado mucho en mi trabajo en Jerusalem es en hacer avanzar las metodologías en el campo y creo que esto representa el siguiente paso para que también aquí en la unidad se hagan nuevas investigaciones de vanguardia: estamos tratando con el hallazgo arqueológico más importante de Israel en el siglo XX, merece los mejores métodos, ya sea en investigación, conservación o documentación”.

De hecho, el dilema de si preservar los pergaminos para las generaciones futuras o avanzar en la investigación es una de las cuestiones fundamentales a las que se enfrenta diariamente el personal de la unidad, considerando cómo algunas de las vías de investigación más interesantes, como la datación por carbono o el análisis de ADN, implican algún daño del material.

“Por ejemplo, nos preguntamos si hoy es el momento de realizar análisis de radiocarbono en los pergaminos, cuando tal vez en uno, tres o cinco años, las técnicas podrían estar mucho más desarrolladas y ser menos invasivas”, señaló Uziel.

Al preguntársele si existe un proyecto u objetivo específico que se proponga llevar a cabo como jefe de la unidad, el investigador explicó que considera muy importante ampliar la divulgación al público y aumentar su conciencia sobre todo el alcance de la colección y lo que representa.

“Yo mismo no era del todo consciente de la amplitud de esta colección, que incluye unos 25 mil fragmentos de varios cientos de manuscritos, no solo los bíblicos, sino también los no bíblicos que nos informan mucho sobre la vida de la comunidad que vivía en esas cuevas de Qumran hace miles de años”, señaló.

“Deseo que el público se dé cuenta de lo frágiles que son y también de lo asombroso que es que después de dos mil años, estos objetos sobrevivan y cualquiera que pueda leer en hebreo sea capaz de leer los textos”, añadió.

El brote de coronavirus ha afectado bastante el trabajo de la unidad, explicó con varias conferencias canceladas y todo el personal obligado a permanecer en casa durante el encierro con la única excepción del conservador responsable del bienestar físico de los pergaminos.

“Hemos tenido que reevaluar nuestros objetivos para el 2020”, explicó Uziel. “Esperamos que el 2021 sea un año más seguro y mejor”.

“Estoy increíblemente agradecido por la oportunidad y por el equipo con el que trabajo”, concluyó. “También me doy cuenta de que la gran responsabilidad está sobre mí”. 

Noticias de Israel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.