EE.UU. se retira oficialmente de la Organización Mundial de la Salud

Estados Unidos se retiró oficialmente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en medio de persistentes dudas sobre cómo la agencia de las Naciones Unidas manejó la aparición del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), informaron los legisladores el 7 de julio.

El senador Bob Menéndez (D-N.J.), el demócrata de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado tuiteó que la administración había informado al Congreso sobre los planes de retiro.

“Llamar caótica e incoherente la respuesta de Trump a la COVID-19 no le hace justicia. Esto no protegerá las vidas o los intereses de los estadounidenses, déjalos enfermos y a Estados Unidos solo”, escribió Menéndez.

La OMS no respondió inmediatamente a una petición de The Epoch Times para hacer un comentario.

Llamó a Estados Unidos “un amigo generoso y de larga data de la OMS”, y añadió: “Esperamos que siga siendo así”.

Los Estados Unidos fueron el mayor financiador del grupo, que aportó regularmente cientos de millones de dólares anuales a la organización.

Trump, un republicano que se presenta a la reelección en noviembre, anunció en mayo que los Estados Unidos pondrían fin oficialmente a su relación con la OMS.

“Hemos detallado las reformas que debe emprender y nos hemos comprometido con ellos directamente, pero se han negado a actuar”, anunció Trump. “Debido a que no han hecho las reformas solicitadas y muy necesarias, hoy terminaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud y redirigiremos esos fondos a otras necesidades sanitarias mundiales urgentes y merecedoras”.

Otros grupos que podrían recibir la financiación son la Cruz Roja y Médicos sin Fronteras, señaló un funcionario de la administración.

El mes pasado, Trump afirmó que no estaba reconsiderando su decisión, calificando a la OMS de “desastre”. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, delcaró a los periodistas en mayo que esperaba que Estados Unidos no cortara los lazos con el grupo.

La retirada formal se produjo después de que la OMS admitiera que los funcionarios del PCCh no informaron a los funcionarios de la organización sobre la aparición del nuevo virus de China.

Los demócratas y algunos republicanos se opusieron al plan de retirarse de la OMS.

“No estoy de acuerdo con la decisión del presidente”, mencionó en su momento el senador Lamar Alexander (R-Tenn.), presidente del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado. “Ciertamente, debe haber una buena y dura mirada a los errores que la Organización Mundial de la Salud pudo haber cometido en relación con el coronavirus, pero el momento de hacerlo es después de que la crisis haya sido tratada, no en medio de ella”.

La retirada podría interferir con los ensayos clínicos para las vacunas del virus CCP, añadió.

El Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes concluyó en un informe publicado en junio que la OMS “permitió el encubrimiento del PCC al no investigar y publicar los informes que entraban en conflicto con el PCC oficial, mientras que al mismo tiempo elogiaba la respuesta del PCC”.

Pero el representante Michael McCaul (R-Texas), el miembro de mayor rango del comité, también se opuso a la retirada. Los Estados Unidos pueden “afectar más cambios dentro de la organización como miembro”, finalizó.

Noticias de Israel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.