El Muro de los Lamentos vuelve a recibir visitantes

Anulada la limitación de movimiento que impedía a los israelíes alejarse más de un kilómetro de sus casas, reabrió el lugar sagrado de Jerusalem, manteniendo los vallados que evitan grandes concentraciones.

Israel comenzó la salida del tercer cierre nacional, que ha durado cuarenta días. Si bien la reapertura incluye estrictas medidas de distanciamiento, incluyendo límites a las reuniones de cinco personas en espacios cerrados y diez personas en espacios abiertos, el lugar sagrado ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalem ha invitado a los feligreses, manteniendo los cuidados, a regresar.

La Fundación del Patrimonio del Muro de los Lamentos, difundió imágenes en las que se ve al sector dividido por vallados, separando a la explanada en sectores en los que podrán ingresar hasta diez personas.

Inicialmente estaba previsto que el cierre se levantara parcialmente el viernes, pero un acuerdo del gabinete a última hora del jueves amplió el cierre hasta el domingo, tras un acalorado debate entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Defensa Benny Gantz.

A partir de ahora, las reservas naturales, los parques nacionales, los sitios de patrimonio, incluyendo el Muro, y los sitios de la Autoridad de Antigüedades de Israel volvieron a abrir al público.

También volvieron a funcionar los negocios que no atendían al público y los servicios de comida para llevar. Los negocios con interacciones individuales, como las peluquerías y las cosmetólogas, fueron habilitados también para reanudar sus actividades.

Sin embargo, el aeropuerto Ben-Gurión permanecerá cerrado al menos hasta el 21 de febrero, como lo está desde el 25 de enero, excepto para los aviones de carga y los de emergencia, ya que las autoridades tratan de evitar la entrada de personas que puedan ser portadoras de variantes del coronavirus, como las que han contribuido al último repunte de casos; pues a pesar de la decisión de suavizar el cierre, Israel sigue lidiando con una alta tasa de infección.

Israel registró el sábado 2.624 nuevos contagios de coronavirus, el 9,6% de unas 28.000 pruebas realizadas.

Un total de 1.110 pacientes fueron declarados en estado grave, de los cuales 302 están con respirador. El número de muertos ascendía a 5.074 hasta el domingo por la mañana, según las cifras del ministerio.

El exitoso programa de vacunación de Israel con la vacuna de Pfizer/BioNtech está en marcha, con 3.426.415 personas que han recibido la primera dosis y 2.015.108 de ellas ya han recibido la segunda dosis.

 

 

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

CategoríasSin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.