EL NACIMIENTO DEL IDISH

DESCUBRIENDO EL ANTIGUO ASHKENAZ, EL LUGAR DEL NACIMIENTO DE LOS PARLANTES DE IDISH
La busqueda de ashkenaz que es el lugar de nacimiento de los judíos ashkanazies y el idioma idish, es una de las misiones más largas de la historia humana. Quizás sea el segundo después de la búsqueda del Arca de Noé, que comenzó en el siglo III d. C.


El nombre del lugar Ashkenaz aparece tres veces en la Biblia, pero en la Edad Media el origen exacto de Ashkenaz fue olvidado. Debido a la migración de los judíos asquenazíes , más tarde se asoció con Alemania . Esto llevó a que todos los judíos alemanes fueran considerados "Ashkenazies", un término que luego se aplicó a los judíos de Europa central y oriental que siguen las costumbres religiosas Ashkenazi y que hablan idish. El idioma idish, que consta, se ha hablado al menos desde el siglo IX dC, pero los lingüistas han debatido sus orígenes durante varios siglos. Mientras que algunos han sugerido un origen alemán , otros creen un comienzo más complejo para el idioma , comenzando en tierras eslavas en Khazaria,  que cubría el sur de Rusia actual, Kazajstán, Ucrania y partes del Cáucaso, y siguieron por Ucrania, y finalmente Alemania. 

La incapacidad de los lingüistas para llegar a un consenso ha llevado a algunos a denunciar que el misterio del origen del idish nunca se resolverá . Pero ahora, por primera vez, una herramienta pionera que convierte los datos del genoma en coordenadas ancestrales está ayudando a identificar el ADN de los hablantes de idish . El ADN de los hablantes de idish podría haberse originado en cuatro pueblos antiguos en el noroeste de Turquía.  Sorprendentemente, nuestro GPS se dirigió al noreste de Turquía , donde encontramos cuatro pueblos primitivos, uno de los cuales fue abandonado a mediados del siglo VII. Estas antiguas aldeas identificadas por la herramienta GPS se agrupan cerca de la Ruta de la Seda , la antigua red de rutas comerciales, y se llaman Iskenaz, Eskenaz, Ashanaz y Ashkuz. Y es probable que estos sean los pueblos que marcan la ubicación de las tierras perdidas de Ashkenaz. Ubicada en la encrucijada de antiguas rutas comerciales, esta región sugiere que el idioma idish fue desarrollado por judíos iraníes y asquenazíes mientras comerciaban en la Ruta de la Seda desde los primeros siglos dC hasta alrededor del siglo IX cuando llegaron a tierras eslavas. Al reunir evidencia de la lingüística, la historia y la genética, llegamos a la conclusión de que los antiguos judíos asquenazíes eran comerciantes que desarrollaron el idish como idioma secreto , con 251 palabras para "comprar" y "vender", para mantener su monopolio. Se sabía que comerciaban con todo, desde pieles hasta esclavos. En el siglo VIII, las palabras "judío" y "comerciante" eran prácticamente sinónimos , y fue alrededor de esta época cuando los judíos asquenazíes comenzaron a trasladarse del antiguo Ashkenaz al Imperio Khazar para expandir sus operaciones mercantiles. Esta migración judía llevó a algunos de los gobernantes turcos jázaros y a numerosos eslavos orientales que vivían dentro del imperio jázaro a convertirse al judaísmo para que no se perdieran el lucrativo comercio de la Ruta de la Seda entre Alemania y China. Pero la desaparición de Khazaria debido a las continuas invasiones y finalmente la Peste Negra devastó este último Imperio judío de Khazaria . Esto llevó a los judíos asquenazíes a dividirse en dos grupos: algunos permanecieron en el Cáucaso y otros emigraron a Europa del Este y Alemania. Los dos grupos todavía se llamaban judíos asquenazíes, sin embargo, el nombre Ashkenaz se asoció más fuertemente con Alemania y el grupo europeo, para quien el idish se convirtió en su idioma principal. Se pueden encontrar más pruebas del origen de los judíos asquenazíes en muchas costumbres, como la ruptura de un vaso en una ceremonia de boda y la colocación de piedras sobre lápidas, que probablemente fueron introducidas por los conversos eslavos al judaísmo. Al estudiar el origen del idish utilizando nuestra tecnología GPS, combinada con un enfoque de ciencia ciudadana, pudimos arrojar luz sobre uno de los capítulos más olvidados de la historia y demostrar el uso de herramientas genéticas biogeográficas para estudiar el origen de los idiomas. Para los judíos ashkanazies, estos son los lazos que unen su historia, cultura, comportamiento e identidad. Miguel Kanievsky

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.