Invasión de langostas en Yemen aviva temores por la inseguridad alimentaria

Las nubes de langostas han arrasado las granjas de las zonas central, meridional y oriental del Yemen, causando estragos en las cosechas y avivando el temor a la inseguridad alimentaria.

Los residentes y agricultores de las provincias de Marib, Hadramout, Mahra y Abyan informaron que miles de millones de langostas habían invadido granjas, ciudades y aldeas, devorando importantes cultivos de temporada, como los dátiles, y causando grandes pérdidas.

“Esto es como una tormenta que arrasa con todo lo que encuentra”, señaló Hussein Ben Al-Sheikh Abu Baker, funcionario de agricultura del distrito de Sah de Hadramout, a Arab News el domingo.

Las imágenes y los vídeos publicados en los medios de comunicación social mostraron capas de langostas rastreras que arrasaban las granjas de limón en Marb, granjas de dátiles y alfalfa en Hadramout y enjambres voladores que sumían a las ciudades en la oscuridad. “Las langostas se han comido todo tipo de árboles verdes, incluyendo el árbol de sesban. Las pérdidas son enormes”, añadió Abu Baker.

Las fuertes lluvias y las inundaciones repentinas han afectado a varias provincias yemeníes en los últimos meses, creando condiciones fructíferas para que las langostas se reproduzcan. Los agricultores se quejaron de que las langostas habían arrasado con toda la cosecha estacional que se cultiva después de las lluvias.

Abu Baker manifestó que visitó varias granjas afectadas en Hadramout, donde los agricultores advirtieron que, si el gobierno no les compensaba por los daños, al menos debería prepararse para una segunda posible ola de langostas que podría producirse en diez días.

“Los enjambres actuales pusieron huevos que se espera que eclosionen en diez días. Nos estamos preparando para la segunda ola de langostas”. 

El año pasado, la ONU afirmó que la guerra en Yemen había interrumpido los esfuerzos vitales de vigilancia y control y que varias olas de langostas que golpeaban a los países vecinos se habían originado en Yemen.

Los funcionarios del gobierno yemení, responsables de combatir la propagación de las langostas, se han quejado de que la lucha y la falta de fondos han obstruido operaciones vitales para combatir los insectos.

Ashor Al-Zubairi, director de la Dependencia de lucha contra la langosta del Ministerio de Agricultura en la ciudad de Seiyun de Hadramout, señaló que el Ministerio estaba llevando a cabo una operación de combate financiada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en Hadramout y Mahra, pero se quejó de que la operación podría no alcanzar su objetivo debido a la falta de financiación y equipo.

La campaña de fumigación terminará en una semana, lo que no es suficiente para cubrir todas las zonas afectadas”, añadió Al-Zubairi a Arab News. “Sugerimos que se aumente el número de equipos de fumigación o que se amplíe la campaña”.

Indicó que un gran número de aldeanos habían perdido su fuente de ingresos después de que las langostas se comieran las cosechas y el alimento de las ovejas, y predijo que el brote probablemente duraría por lo menos dos semanas si no se intensificaban las operaciones urgentes de control y continuaban los combates. “Los equipos de combate no pudieron cruzar a algunas zonas de Marib debido a los combates”.

La invasión generalizada de langostas se produce cuando el Programa Mundial de Alimentos (PMA) envió el diez de julio un llamado para obtener fondos urgentes para sus programas en Yemen, advirtiendo que de lo contrario la gente se enfrentaría a la hambruna.

“Hay diez millones de personas que se enfrentan a una escasez aguda de alimentos, y estamos haciendo sonar la campana de alarma para estas personas, porque su situación se está deteriorando debido a la escalada y a los cierres, las limitaciones y el impacto socioeconómico del coronavirus”, manifestó la portavoz del PMA, Elisabeth Byrs, a los periodistas en Ginebra.

Noticias de Israel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.