Investigación israelí revela la relación entre el COVID y la mortinatalidad

Una nueva investigación israelí ha descubierto una posible razón por la que la muerte intrauterina es dos veces más frecuente entre las pacientes de COVID-19 que entre la población general.

La investigación dirigida por el profesor Eran Barzilai, del Hospital Assuta de Ashdod, se centró en las mujeres que habían experimentado la muerte intrauterina de su feto poco después de contraer COVID-19. Los investigadores analizaron los siguientes parámetros: pruebas patológicas de la placenta; resultados de la prueba PCR de la madre, el bebé y la placenta. También compararon los grupos de madres y bebés positivos y negativos a la PCR en el momento del nacimiento.

Un grupo de control sin casos de muerte intrauterina tampoco presentaba signos de infecciones por COVID-19 ni en la placenta ni en el feto.

En algunos de los casos de mortinatos, había un nivel de virus más alto en el bebé que en la madre, y en todos los casos de mortinatos se había producido un daño significativo en el tejido de la placenta.

Los investigadores concluyeron que la razón de la muerte intrauterina era el daño causado por el COVID-19 en la placenta, que impedía la transferencia de oxígeno y otras materias vitales al feto.

Comentando los resultados, el profesor Barzilai dijo: «Las investigaciones ya han sugerido que una mujer enferma de coronavirus tiene el doble de probabilidades de dar a luz a un bebé muerto que una mujer no enferma de COVID. En nuestro estudio, intentamos encontrar la razón de este fenómeno. Lo que descubrimos es que el coronavirus puede infectar al feto y a la placenta, causando daños sustanciales en el tejido de la placenta. Parece que esta es la causa de la mayor tasa de mortalidad intrauterina».

CategoríasSin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.