LA CIRCUNCISIÓN, DAVID BEN GURION Y EL PSICOANÁLISIS:

Hubo un período en que algunos psicoanalistas consideraban la circuncisión como un hecho negativo al considerarlo un hecho traumático para la vida del sujeto. Un psicoanalista judío, Moisés Tractenberg, en 1968, le escribió a David Ben Gurión, previo a la publicación de un libro donde desarrolló el tema, titulado «La circuncisión. Un estudio psicoanalítico de las mutilaciones genitales». 
En esta carta exponía todos los perjuicios que el consideraba que tenía el rito judío.  La extensa carta abierta que el psicoanalista le dirigió fue respondida por Ben Gurión con una corta carta 9 meses después, en enero de 1969. Extraigo algunos fragmentos: «No soy un especialista, pero se que los judios (y todos son circuncisos) no son menos saludables y no menos inteligentes que los cristianos, quizás hasta un poco más, no porque ellos sean circuncisos (yo no sé), y no estoy convencido de que exista alguna razón físico-científica por la que un niño judío no deba ser circuncidado. 
Sus preguntas fueron contestadas por decenas de millones de judios a lo largo de tres o cuatro mil años: casi todos ellos (podria dejar de lado la palabra casi) fueron circuncisos, y no fueron inferiores a los incircuncisos cristianos. Este hecho es mas convincente que su tratamiento psicoanalítico.»

Luego Ben Gurión termina con un golpe al mentón: «No soy un científico, pero tengo algunos amigos que lo son, en muchas ramas de ciencia física y psicológica, y ellos piensan que sus teorías contra la circuncisión se deben a un ‘complejo judío’.»
Qué opinan? La respuesta de Ben Gurion fue adecuada?
Extraído del muro de Pablo Cúneo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.