La OMS informa de un descenso mundial de nuevos casos de COVID

El número de nuevos casos de COVID-19 siguió descendiendo la semana pasada, con 3,6 millones de nuevos casos notificados en todo el mundo, frente a los 4 millones de nuevas infecciones de la semana anterior, según informó la Organización Mundial de la Salud.

El descenso de la semana pasada supuso la primera disminución sustancial en más de dos meses, con un descenso de los casos de COVID-19 en casi todas las regiones del mundo. En su última actualización sobre la pandemia, publicada el martes, la OMS señaló que se produjeron importantes descensos de casos en dos regiones: una caída del 22% en Oriente Medio y otra del 16% en el sudeste asiático.

La agencia sanitaria de las Naciones Unidas dijo que en la última semana se produjeron algo menos de 60.000 muertes, un descenso del 7%. Dijo que mientras el sudeste asiático informó de un descenso del 30% en las muertes por COVID-19, la región del Pacífico occidental informó de un aumento del 7%.

Estados Unidos, India, Reino Unido, Turquía y Filipinas fueron los países que registraron más casos de coronavirus. La OMS señaló que la variante delta, que se propaga con mayor rapidez, se ha detectado ya en 185 países y está presente en todo el mundo.

La organización también revisó su lista de «variantes de interés», es decir, las que cree que pueden causar grandes brotes. La OMS dijo que está siguiendo las variantes lambda y mu, que surgieron en América Latina pero aún no han causado epidemias generalizadas.

La OMS ha dicho anteriormente que en todos los países donde circula la variante delta, ésta se ha convertido en el virus predominante.

Al mismo tiempo, se han administrado más de 6.000 millones de dosis de diversas vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo, según un recuento realizado por la AFP el miércoles, basado en fuentes oficiales.

La campaña de vacunación ha alcanzado un ritmo constante, tardando 29 días en alcanzar los 6.000 millones, casi la misma velocidad que los 4.000 y 5.000 millones, con 30 y 26 días respectivamente.


Una mujer israelí recibe una tercera dosis de la vacuna COVID-19 en una clínica de Jerusalén, el 20 de septiembre de 2021.
En cambio, los primeros mil millones de dosis tardaron unos 140 días en administrarse.

Casi el 40% (2.180 millones) de los 6.000 millones de vacunas se han administrado en China. India (826,5 millones) y Estados Unidos (386,8 millones) completan el trío de países que han administrado más vacunas.

Entre los países con más de un millón de habitantes, Emiratos Árabes Unidos encabeza la lista con 198 dosis por cada 100 personas, con más del 81% de su población totalmente vacunada.

Le sigue Uruguay con 175 dosis por cada 100 habitantes, seguido de Israel (171), Cuba (163), Qatar (162) y Portugal (154).

Algunos de estos países, como Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Uruguay, han empezado a dar dosis de refuerzo con el objetivo de ampliar la inmunidad entre los totalmente vacunados.

Mientras que los países de Europa Occidental, América del Norte y algunos de Oriente Medio, que son los que tienen los impulsos más avanzados, están empezando a reducir la velocidad, otros de Asia, América Latina y Oceanía han recogido el testigo y ahora van a toda velocidad.

Aunque la mayoría de los países más pobres han iniciado ya las campañas de vacunación, principalmente gracias al programa COVAX, la cobertura sigue siendo muy desigual, aunque las inyecciones han aumentado en las últimas semanas tras las donaciones de los países más ricos.

Los países de ingresos altos, según la definición del Banco Mundial, administraron una media de 124 dosis por cada 100 habitantes, frente a sólo cuatro dosis por cada 100 habitantes en los países de ingresos bajos.

Tres países aún no han empezado a vacunar: Burundi, Eritrea y Corea del Norte.

CategoríasSin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.