La universidad británica donde se lincha a Israel.

La London School of Economics fue el escenario de un linchamiento. La embajadora de Israel en el Reino Unido, Tzipi Hotovely, impartía una conferencia titulada «Una nueva era para Oriente Medio» cuando un grupo de manifestantes la atacó cuando salía del edificio universitario, escoltada hasta el coche bajo la protección de los guardaespaldas. Una exfiltración.

¿Cómo la 49ª mejor universidad del mundo, según todos los índices académicos, ha llegado tan lejos? He aquí la respuesta:

A lo largo de los años ha sido fuertemente financiada por los peores regímenes árabes. En 2008, concedió un doctorado a Saif al Islam Gadafi, hijo del dictador libio. Poco después de recibir el título, Saif hizo una donación de un millón y medio de libras a la universidad, a través de la fundación que lleva el nombre de su padre.

La Sociedad Islámica de la London School of Economics celebró una gala en la que mujeres y hombres estaban separados por un panel de siete metros. Todo en nombre de la sharia. La London School ha recibido millones de los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y otros.

En la London School of Economics el historiador israelí Benny Morris estuvo a punto de ser linchado durante una conferencia. Se suponía que iba a dar una conferencia sobre la guerra de 1948. Se había producido un incendio unas horas antes, por lo que el taxi le dejó a unas manzanas de distancia. Un grupo de militantes lo rodeó y lo atacó llamándolo «fascista», «racista». Salió por una puerta trasera.

La prestigiosa universidad británica se disculpó por utilizar un mapa de Oriente Medio sin Israel en una de sus publicaciones. La revista de ex alumnos de la London School of Economics, Lse Connect, publicó un mapa con Beirut y la Franja de Gaza, pero sin Israel. Según el artículo, ha sido posible gracias al apoyo de dos organizaciones de los Emiratos Árabes Unidos: la Emirates Foundation for Philanthropy y el Aman Trust, que ha aportado 9,2 millones de libras.

Martha Mundy, del departamento de antropología de la universidad, estuvo involucrada. Presidió un acto estudiantil con Abdel Bari Atwan, director del periódico panárabe Al Quds al Arabi, quien afirmó que bailaría en Trafalgar Square si Irán bombardeara Israel.

Así es como hemos llegado hasta aquí, desde el linchamiento de Israel hasta el linchamiento de su embajador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.