Los palestinos son consistentes

Abba Eban (1915-2002) el más elocuente diplomático que ha tenido Israel, es el autor de la frase más descriptiva que se haya dicho acerca de los árabes, y que se aplica especialmente a los palestinos: “Nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad.”

 Generalmente se considera que ser consistente es una virtud, pero en el caso de los palestinos su consistencia, expresada en el rechazo de todas las propuestas que se les ha ofrecido de llegar a un acuerdo con Israel, no es una virtud sino un defecto fundamental.

 Mencionemos algo de historia:

1937

El Muftí Amin Husseini, colaborador de Hitler, rechazó el plan de la Comisión Peel de crear dos Estados, uno árabe y el otro judío, diciendo: “todos los judíos serán expulsados de Palestina.”

 

1947

Los judíos aceptaron el plan de partición de las Naciones Unidas que creaba dos Estados, uno judío y el otro árabe. Los árabes lo rechazaron, e iniciaron primero una guerra civil, que, tan pronto Israel declaró su independencia, se tornó en una guerra internacional entre Israel y seis ejércitos árabes invasores.

 

1993 a 2004

El acuerdo de Oslo (que la historia ha demostrado que fue el más grave error estratégico de Israel) fue violado casi de inmediato por Yasser Arafat, que envió suicidas bombas que asesinaron a cerca de 1,200 israelíes en centros comerciales, vehículos públicos, restaurantes, e hirieron a más de 10,000.

 

2000

En el año 2000, en la Conferencia de Camp David, el Primer Ministro Ehud Barak le ofreció a Arafat prácticamente todo lo que este demandaba, a cambio de dar por terminado el conflicto. Arafat no aceptó, regresó a Gaza y dio comienzo a la Guerra de Terror (también llamada Segunda Intifada) que sólo terminó cuando Arafat murió, enfermo de Sida, en Paris en noviembre del 2004.

 

2005

En agosto del 2005 el Primer Ministro Sharon retiró a las fuerzas israelíes y a todos los civiles israelíes de Gaza, con la esperanza (que resultó ser ingenua) que los palestinos harían uso de esa oportunidad para sentar las bases de un Estado democrático y pacífico. Decenas de miles de cohetes y globos incendiarios, fueron la respuesta.

 

2008

El Primer Ministro Ehud Olmert le hizo a Mahmoud Abbas una oferta sin precedentes que incluía dividir la ciudad de Jerusalén. Mahmoud Abbas la rechazó.

 

2009

En el mes de noviembre del 2009 Netanyahu declaró que suspendía toda construcción en los asentamientos de Judea y Samaria durante diez meses para inducir a los palestinos a renovar las negociaciones de paz. Los palestinos se negaron a negociar.

 

2020

Los palestinos rechazaron el llamado “Plan del Siglo” del Presidente Trump un año antes antes de haber sido publicado, cuando aún nadie sabía en qué consistía.

 La única explicación de la persistente negativa de los palestinos a aceptar un acuerdo, o, por lo menos, negociarlo, es que en realidad no están interesados en tener un Estado propio, como lo demostraron al no exigirlo durante los 19 años (1949 a 1967) que Jordania tuvo el control de Judea y Samaria.

 Lo que realmente quieren los palestinos es lo que expresan en su slogan, “Desde el rio hasta el mar, Palestina será nuestra.” No quieren un Estado al lado de Israel, sino un Estado construido sobre la eliminación de Israel.”

Nota.- Este artículo está basado en un artículo escrito por el Dr. Edy Cohen, publicado en Israel Hayom el 2 de febrero de 2020
Mi Enfoque # 730 por David Mandel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.