Monjas profesan sus votos

 

Cuatro hermanas novicias estaban por profesar sus votos.

Vestidas con sus túnicas blancas, entraron en la capilla con la Madre Superiora, y estaban por participar de la ceremonia del casamiento con Jesús, convirtiéndose en las “novias de Cristo”.

En el momento en que la ceremonia estaba por comenzar, cuatro judíos ortodoxos con kipá y largas barbas y patillas, entraron y se sentaron en primera fila.

La Madre Superiora les dijo: “Estoy honrada por el hecho de que Uds. quieran compartir esta experiencia con nosotros, pero no les molesta si les pregunto por qué han venido?”

Uno de los judíos respondió: “Somos de la familia del novio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 1 =