MORDEJAI ANILEVICH

 

UN HEROE Y MÁRTIR DEL GUETTO DE VARSOVIA.
En la Segunda Guerra Mundial el nazismo persiguió a los judíos para lograr su extermino ; pero hubo un grupo de valientes que lucharon con temeridad contra los alemanes y fueron los “partisanos” con Mordejai Anilevich a la cabeza.
Anilevich ; ese bravo guerrero, fue el comandante de la Organización de Lucha Judía (Zydowska Organizacja Bojowa, en polaco), también conocida como ZOB,

durante el levantamiento del Ghetto de Varsovia, en la Segunda Guerra Mundial. El 18 de enero de 1943, los alemanes intentaron llevar a cabo el segundo envío deportando a los judíos restantes a los campos de concentración, pero la ZOB y la ZZW expulsaron a los sorprendidos alemanes.- Éste incidente, en el que Anilevich jugó un papel fundamental, fue el que dió inicio a este reconocido heroico levantamiento del Ghetto de Varsovia. El 19 de abril los alemanes lanzaron su contraataque, logrando reducir a la resistencia judía. Pero los defensores del Ghetto siguieron escondiéndose en los desagües y los sótanos del mismo, aunque ya sin prestar una resistencia organizada.
El 8 de mayo, Anilevich, su novia Mira Fuchrer y muchos de los líderes de la ZOB se suicidaron en su búnker ubicado en el Ghetto, poco antes de que los alemanes ocuparan el edificio de la calle Mila 18. El 16 de mayo la lucha en el Ghetto finalizó, si bien algunos insurgentes permanecieron escondidos allí hasta el verano.
El cuerpo de Anilevich nunca fue encontrado, se cree que fue llevado junto con el de otros judíos hasta los crematorios, donde fueron incinerados. Sin embargo, la inscripción en el monumento erigido al lado del búnker de Mila 18, dice que está enterrado allí. Así está escrito: “Tumba de los combatientes del levantamiento del Ghetto de Varsovia…"Estas ruinas del búnker de la calle Mila 18 son el último lugar de descanso de los comandantes y combatientes de la Organización de combate judía, así como de algunos civiles.  Entre ellos se encuentra Mordechai Anilevich, el comandante en jefe… En el búnker… reposan más de un centenar de combatientes, sólo algunos de los cuales son conocidos por su nombre. Aquí el resto, enterrado en donde cayó, nos recuerda que toda la tierra es su tumba.”Anilevich nació en Wyszków, al noreste de Varsovia. Su madre Charel y su padre Abraham eran entonces dueños de un pequeño almacén. Se mudaron después del nacimiento de Mordechai a Povishla, un barrio pobre en los suburbios de Varsovia junto al río Vístula.Anilevich entró en el movimiento juvenil sionista-socialista “Hashomer Hatzair” después de finalizar los estudios secundarios en el Gymnasium de Wyszków.
El 7 de septiembre de 1939, una semana después de que Alemania atacara a Polonia, Anilevich escapó con sus camaradas al Este con la esperanza de que el ejército de Polonia frenara el avance alemán. Cuando la Unión Soviética invadió a Polonia desde el Este, tres semanas después que Alemania, Anilevich intentó abrir un paso hacia Rumania con la intención de ayudar a los judíos a escapar a Palestina. Sin embargo, su plan fracasó y fue capturado por los soviéticosy dejado en libertad poco tiempo después. Entonces Anilevich se fue a vivir al Ghetto de Varsovia.
Cuando escuchó que los principales grupos judíos polacos habían escapado a Vilna, en Lituania, en aquel entonces bajo dominio soviético, Anilevich viajó para allá e intentó convencer a sus compatriotas de que regresaran a Polonia a ayudar en la lucha contra la ocupación nazi.  Volvió a Varsovia en 1940 con su novia Mira Fuchrer, donde organizó grupos guerrilleros en el Ghetto, participó en la elaboración de publicaciones clandestinas, organizó reuniones y seminarios, y viajó a otras ciudades para establecer contacto con otros grupos insurgentes. En el verano de 1942, Anilevich estaba en el suroeste de Polonia -en aquel entonces anexado a Alemania, con el nombre de Provincia de Alta Silesia-, intentando organizar a las fuerzas defensivas judías. Cuando regresó a Varsovia, descubrió que durante su ausencia había ocurrido una deportación masiva de judíos al campo de exterminio de Treblinka, y sólo 60.000 judíos de los 350.000 originales permanecían en el Ghetto. Se unió a la ZOB, y en noviembre fue elegido comandante en jefe. A inicios de 1943, estableció comunicación con el Armia Krajowa, el Ejército Territorial Polaco, recibiendo armas de este grupo polaco en el exilio. El 18 de enero de 1943, los alemanes intentaron llevar a cabo el segundo envío deportando a los judíos restantes a los campos de concentración, pero la ZOB y la ZZW expulsaron a los sorprendidos alemanes. Éste incidente, en el que Anilevich jugó un papel fundamental, fue el que dio inicio a este reconocido heroico levantamiento del Ghetto de Varsovia. A principios de 1944 el gobierno constitucional de Polonia, exiliado en Londres, le otorgó post-mortem la cruz militar polaca, Virtuti Militari.
Memorial en Varsovia a Mila 18 y sus héroes El sueño de Anilevich como de todos los partisanos que dejaron su vida en defensa de sus ideales de libertad se hizo realidad en 1945 con la caída del nazismo y el fin totalitarismo que duró 6 años y cobró la vida de 6.000.000 de judíos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.