PAUL NEWMAN Y «EXODO»

SU JUDAÍSMO LO CONVIRTIÓ EN FILÁNTROPO EN ISRAEL

Todos los que hemos visto el clásico «Éxodo», basado en la magnífica novela de León Uris, tenemos a Paul Newman en la memoria como Ari Ben Canaan. 
En una entrevista de 1980 en la revista «Time», Newman señaló que «se identificaba como judío,porque es más que un desafío».El actor era hijo de padre judío, característica de bastante peso a la hora de ser elegido por el director Otto Preminger para el papel.Pero no se terminó ahí la relación del actor con el Estado de Israel. 
Quizá pocos conocen esta faceta del que fue también filántropo, activista y conductor profesional de carreras. 
Su legado para Israel en 2012, cuatro años después de su muerte, es la sede en Galilea del «Serious Fun Children´s Network», organización creada por Newman para niños enfermos. 
Es una organización única en Medio Oriente , que se dedica a cuidar niños con enfermedades crónicas, dando una especial importancia al estado de ánimo de los pequeños como vía de curación. El lugar elegido es una parcela de 60 acres cerca de Tiberíades y el Mar de Galilea. Es un lugar donde los niños enfermos, aparte de su tratamiento, pueden montar a caballo, nadar, pintar, hacer conciertos y teatro, incluyendo enfermos con discapacidad, cáncer, problemas neurológicos, hemofilia…y un largo etcétera. 
Los niños proceden de entornos muy distintos: hay pacientes judíos, drusos, cristianos, musulmanes, laicos y ultraortodoxos. Este ambiente relajado y divertido, favorece la creación de vínculos muy positivos entre estos niños. 
Numerosos actores como Tom Hanks,Morgan Freeman,George Clooney ,Dany De Vito,Harrison Ford,Meryl Streep,Robert de Niro, políticos,ex presidentes de los Estados Unidos, también empresarios y personalidades israelíes se han unido a este hermoso proyecto, que, de alguna manera, reivindica la amistad  entre el judío «Ari Ben Canaan» y el musulmán «Taha» en aquella película inmortal.
El director Otto Preminger también judío,decidió que Ari debía ser interpretado por un actor con raíces judías, pero sin el físico judío que todos reconocen como tal.Es especialmente memorable la escena en la que se habla de las características físicas de los judíos y Paul Newman, hace ver al que presumía de distinguir judíos a la primera, que tiene algo en el ojo, mientras que se burla por su incapacidad de reconocerle a él mismo como judío.  
Todo ello unido a la magnífica actuación de Paul Newman,sin duda uno de los mejores actores de Hollywood,que logró que su «Ari Ben Canaan» fuese para siempre unido a su rostro.
Cabe recordar que Ari Ben Canaan, fue un sabra parcialmente basado en Moshé Dayan, quien lleva adelante un complot para transportar a refugiados judíos desde un campo de detención británico en Chipre hasta Palestina, entonces también bajo mandato de esa potencia y es ahí donde capturando un barco inglés lo llama «Exodo» para iniciar allí el definitivo camino hacia la difícil pero eterno Estado de Israel
 DIEGO WEINSTEIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.