Tras medio año de Bennett: los votantes prefieren a Netanyahu

Seis meses después de la formación del nuevo gobierno Bennett-Lapid, una nueva encuesta muestra que una pluralidad de israelíes prefiere al ex primer ministro Benjamin Netanyahu al frente.

El domingo por la noche, el Canal 12 publicó una nueva encuesta realizada por la agencia de sondeos Midgam, según la cual el 43 % de los israelíes preferiría un gobierno encabezado por Netanyahu que la actual coalición del «cambio», frente al 36 % que se inclina por el actual gobierno dirigido por Naftali Bennett y Yair Lapid.

Casi la mitad (45 %) de los encuestados prefiere a Netanyahu como primer ministro frente a Bennett, y solo el 25 % se inclina por este.

En un cara a cara con Lapid, Netanyahu lideró con un margen aún mayor, con un 48 % de los encuestados frente al 24 % que prefiere a Lapid.

El 44 % de los encuestados dijo que espera que Lapid, que actualmente es ministro de Asuntos Exteriores, no rote como primer ministro, frente al 40 % que quiere que rote como primer ministro. Una cuarta parte de los votantes que apoyaron a los partidos que ahora están en la coalición no desean que Lapid sea primer ministro.

El índice de aprobación del trabajo del primer ministro Bennett se sitúa en el 44 %, frente al 47 % de desaprobación; ligeramente superior al índice neto negativo de cinco puntos de Lapid, 42 % a 47 %. El ministro de Defensa, Benny Gantz, tiene un índice neto positivo de aprobación del trabajo, con un 55 % de aprobación total y un 33 % de desaprobación.

La ministra de Educación, Yifat Shasha-Biton, tiene un índice neto neutral de aprobación del trabajo del 41 % frente a un 41 % de desaprobación, mientras que Ayelet Shaked tiene un índice neto negativo, con un índice de aprobación del trabajo del 33 % frente a un 51 % de desaprobación.

El ministro de Finanzas, Avidgor Liberman, tiene el peor índice neto de aprobación del trabajo, con un 35 % positivo frente a un 56 % negativo.

Pocos israelíes siguen viendo la pandemia de coronavirus como el problema más importante para el país, con un 39 % que dice que el coste de la vida es la principal preocupación, seguido por un 34 % que eligió la violencia y la delincuencia, un 12 % que dijo que el programa de armas nucleares de Irán, y solo un 6 % que dice que el COVID es el principal problema.

Un total de 509 encuestados participaron en el sondeo, realizado el domingo por Internet y por teléfono.

La encuesta también reveló que, si se celebraran hoy nuevas elecciones, el Likud seguiría siendo el partido más grande de la Knesset, con 34 escaños, el mismo número que obtuvo en la anterior encuesta de Midgam, publicada a mediados de octubre.

Yesh Atid quedaría en segundo lugar con 19 escaños, seguido de Shas con nueve, Azul y Blanco con nueve, el partido Judaísmo Unido de la Torá con siete, el Laborismo con siete y la lista del Partido Sionista Religioso también con siete.

Se prevé que la Lista Árabe Conjunta obtenga seis escaños, frente a los cinco de la Lista Árabe Unida.

Yamina se queda con seis escaños en el sondeo, mientras que el partido Nueva Esperanza no supera el umbral electoral del 3,25%.

Yisrael Beytenu obtuvo seis escaños, por encima de los cinco de la encuesta anterior, pero por debajo de los siete actuales, mientras que Meretz se mantuvo con cinco escaños, uno menos de los que tiene actualmente.

El bloque de Netanyahu obtuvo un total de 57 escaños, frente a los 51 escaños del bloque árabe de izquierda y los 12 escaños de los partidos de centro-derecha que no pertenecen al bloque de Netanyahu

CategoríasSin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.