A los jueces de Israel no les temblará la mano aunque se trate de Netanyahu

En las últimas horas, Benjamín Netanyahu negó ante la corte israelí ser culpable de las acusaciones por soborno, abuso de confianza y fraude.

Radio Jai dialogó con León Amiras, vicepresidente del Colegio de Abogados de Jerusalem, quien dio detalles sobre el proceso judicial.

“En el juicio de Netanyahu, luego de muchas postergaciones, hoy fue una primera audiencia en la cual lo que se hizo fue leer la carta de acusación al Primer Ministro, quien niega ser culpable de estas causas. Y ahora se pidió permanentemente posponer por dos o tres meses la causa por las elecciones nacionales”, explicó, y aseguró: “El hecho de este juicio va a influir en las elecciones”.

Fuera de los tribunales, Amiras contó que estaba lleno de gente y de presencia policial.

Por otro lado, la defensa de Netanyahu pidió una postergación del juicio de 90 o 120 días, lo cual sería luego de las elecciones. “Cómo están dadas las cosas, desde el punto de vista objetivo, es tan grande la cantidad de papeles ( que hay que analizar) que van a poder posponer la causa”, advirtió el abogado.

Con respecto a las causas, Amiras detalló cada una de ellas:

“En el caso 4.000, se lo acusa a Netanyahu de favorecer con regulaciones al empresario Shaúl Alovich, que era el dueño de una empresa de telefonía, a cambio de que la misma, que tiene un sitio en internet, cubra de forma favorable la gestión del Primer Ministro”.  “Dicen que el intercambio de favores, “según la fiscalía”, llega a una base de un delito de soborno y de abuso de confianza”. El jurista explicó que “para que haya soborno debe existir también una compensación, y en este caso no queda muy claro que es lo que recibió el dueño de esta empresa” y que “hay quienes dicen que el Estado de Israel dictó beneficios regulatorios a favor de esta persona, pero Netanyahu dice que no fue él, sino que fue un comité”.

“En el caso 1.000, la fiscalía argumenta que Netanyahu recibió regalos por un valor de un millón de shekels ( unos U$300.000) , y eso se considera abuso de confianza”.Muchos los que piensan que todo esto tiene un condimento político.

Amiras manifestó su punto de vista. “No le deseo a nadie poder estar en un tribunal con los jueces que juzgan a Netanyahu porque son realmente objetivos que van a pesar las cosas, y si la balanza va para el lado derecho o izquierdo van a ir para ese lado”. “No nos olvidemos que Netanyahu tuvo varias causas que se cerraron y no lograron iniciarse como el caso de la compra de submarinos a Alemania, es decir que estamos hablando de muchas causas y las que quedaron son estas”.

La demanda fue presentada por el Fiscal General de Israel,  Mandelblit, quien era el secretario general del gobierno de Netanyahu”, comentó.

Amiras hizo hincapié en que hay que dejar que la justicia actúe.

“En este caso (como en otros que involucraron a figuras del poder en Israel), el juicio a Netanyahu, si les dejan hacer el trabajo a los jueces, no va a ser político” pero que “si el gobierno va a sacar una ley de perdón presidencial y no lo van a dejar juzgar o van a decir que de repente no se puede juzgar a un Primer Ministro en un caso así, eso ya es otra cosa”.

Finalmente, el abogado concluyó: “Te puedo asegurar que a los jueces no les va a temblar la mano si el Primer Ministro tiene que ir preso. Es una realidad del poder judicial israelí”.

 

 

Por GS/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.