Chile: “El electorado votó distintas maneras de ofrecer certidumbre”

Carlos Furche, quien fuera Ministro de Agricultura de Chile durante el último gobierno de Michelle Bachelet (2014-2018) , persona de amplia trayectoria en el área de libre comercio y de relaciones económicas internacionales, dialogó con Radio Jai y brindó su mirada sobre las recientes elecciones y situación política de su país. El 19 de diciembre se realizará el balotage  que definirá el nuevo Presidente de Chile entre al candidato de derecha, José Antonio Kast y el de la izquierda, Gabriel Boric.

Furche destacó el hecho de que el pasado domingo 21 de noviembre se celebraron varias elecciones simultáneamente: La elección presidencial, que determinó que a la segunda vuelta electoral pasaran dos candidatos, lo que ya todas las encuestas habían anticipado cuarenta días antes, (aunque lo que no se había previsto fue que sería el postulante de la derecha quien quedaría en primer lugar). La otra elección y tan importante como la presidencial, fue la de la renovación del Congreso. En el Senado una parte y un 100% de renovación en la Cámara de Diputados.

El ex ministro señaló que los resultados de la elección parlamentaria son de gran importancia porque demuestran que son un voto a un mayor equilibrio de las fuerzas políticas, porque ninguno de los candidatos que obtenga la primera mayoría (y la presidencia) el 19 de diciembre, tendrá la mayoría en el Congreso para gobernar, y necesariamente tendrá que negociar para poder llegar a cabo su programa. “Vamos hacia un cuadro de mayor estabilidad desde el punto de vista político en Chile”, valoró.

El voto en Chile es voluntario, y el pasado domingo votó el 48 por ciento del padrón electoral. Ambos candidatos se encuentran en torno al 25 por ciento de los votos, por lo que se deduce que la mitad de la gente que votó, lo hizo por otros, y hay otra mitad de la gente que no votó. Eso significa que hay una masa electoral que no se ha pronunciado, y que son a los que los candidatos tienen que conquistar.

Los candidatos no representan a las fuerzas políticas históricas de Chile, frente a ello, Furche explicó que “se han vivido algunos años de especial incertidumbre”, recordó que en octubre de 2019 hubo una manifestación masiva de descontento desde el punto de vista social que terminó desatando un proceso que hoy está en marcha, mediante la creación de una convención constitucional, la que debe proponerle al país una nueva Constitución, aprobada o rechazada con voto obligatorio de los ciudadanos, lo que ocurrirá probablemente en la segunda mitad de 2022. Agregó que, en medio de todo, se sufrió como en todo el mundo los efectos de una crisis sanitaria con consecuencias económicas muy graves. Todo ello generó ese clima de incertidumbre que se expresó a la hora de votar. Y en las elecciones del domingo se votó a candidatos que representan polos: el polo conservador de Kast y el “izquierdista” de Boric, que representan distintas maneras de ofrecer certidumbre. “El gran problema, de los que nos hemos identificado todos estos años con una coalición de centro izquierda -que es la que le ha dado estabilidad y progreso a Chile durante tres décadas- ha quedado muy disminuida, ya que no hemos encontrado respuestas apropiadas a esta circunstancia”, reveló. Y opinó que en estos últimos años las adhesiones políticas son “altamente volátiles”, muy marcadas por la coyuntura, y que las adhesiones ideológicas a modelos preestablecidos se han licuado enormemente.

Respecto de lo que ocurra en el ballotage, indicó que eso tendrá que ver con los aciertos que tenga cada uno de los candidatos para convocar al electorado que hoy no tiene a su candidato, sea porque votó en la primera vuelta y su candidato perdió, o que votó a ese otro que ni siquiera está en Chile (algo totalmente anómalo de estos tiempos) y que hizo su campaña por redes sociales. El que quiera ganar la elección tiene que convocar mucha más gente, que es la que está o en centro político o en un bajo interés por la política, que son los que no fueron a votar. En segundo lugar está el tema del Congreso, que es lo que Furche ve como un período de relativa estabilización, que no significa retrotraerse a épocas pasadas, indicó que hay cambios estructurales que siguen estando pendientes, que tienen una canalización institucional en la discusión para elaborar una nueva Constitución, y que espera que ese debate abra una nueva etapa en el desarrollo de Chile, para lo cual deberían retomarse algunos elementos claves en el devenir del país en los últimos treinta años, como la gradualidad de los cambios, la necesidad de avanzar hacia una sociedad con menor discriminación, con mayor equilibrio en las oportunidades, cerrar las brechas de desigualdad.  Frente a ello, el candidato que triunfe el 19 de diciembre tendrá su propio menú de dificultades que deberá sortear y buscar la manera de resolver. “La situación no es fácil, pero la señal que dieron los electores el domingo pasado es bien clara respecto de institucionar los conflictos y darles solución adecuada por la vía institucional”.

Sobre el lugar en la escena política actual de los líderes históricos de Chile, Furche dijo que es evidente que hay una renovación generacional muy marcada, no solo por la edad de los candidatos presidenciales (Boric tiene 35 años). Considera que es un proceso natural y que los liderazgos de Lagos, Bachelet o el mismo Piñera cuando deje su cargo, podrán tener el rol de consejeros, de opinar, pero que claramente hay un relevo generacional “muy saludable”. Los ex presidentes no participan de la campaña y se mantienen al margen de la misma.

Acerca de las declaraciones del embajador argentino en Chile Rafael Bielsa, opinó: “El Embajador tiene derecho a expresar lo que piensa, a dar su opinión reservadamente a la Cancillería argentina, pero me parece que cometió un error de bulto a hacer presente esto en los medios de comunicación, expresando una opinión política respecto de la situación en Chile”. Y dijo que “francamente para alguien que fue canciller, con larga trayectoria diplomática, parece un error bien difícil de excusar”.

“No es lo que se espera que ocurra. Las relaciones entre Chile y la Argentina son muy importantes para ambos países y son muy sensibles, requieren ser tratadas con especial talento político”. Y recordó hace poco tiempo el otro momento de declaraciones desafortunadas del Embajador respecto del tema mapuche, otro tema muy sensible en Chile y que “lo será probablemente en la Argentina”. Es la Argentina la que debe resolver que hacer con su embajador.

“Nosotros quisiéramos que volviera Marcelo Bielsa”, concluyó Furche con humor.

 

Escuche la nota completa y comprenda mejor los sucesos políticos y sociales de Chile.

 

 

The post Chile: “El electorado votó distintas maneras de ofrecer certidumbre” first appeared on Radio JAI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.