Científicos israelíes logran que la millonésima parte de una dosis de inmunoterapia sea eficaz

Científicos israelíes han conseguido que un medicamento de inmunoterapia sea eficaz con solo una millonésima parte de su dosis original, informa The Times of Israel.

El equipo de investigación del Instituto Tecnológico Technion-Israel se anotó el logro con una tecnología de administración de fármacos que utiliza células madre adultas para transportar el medicamento directamente al lugar del tumor.

«Esto indica que nuestra tecnología podría cambiar radicalmente la forma de administrar algunos fármacos de inmunoterapia en el lugar de los tumores», declaró la profesora Marcelle Machluf a The Times of Israel.

Machluf y su estudiante de doctorado Lior Levy acaban de publicar su investigación en la revista Advanced Functional Materials.

Se trata de un fármaco de inmunoterapia llamado TRAIL, que demostró una buena eficacia en los ensayos clínicos, pero que fracasó en el último obstáculo reglamentario porque la dosis necesaria era demasiado grande, lo que suscitó preocupación por los posibles efectos secundarios. La investigación era independiente y no estaba financiada por ninguna empresa farmacéutica.

Hace unos años, Machluf inventó una tecnología para insertar fármacos contra el cáncer en la membrana de unas células especiales, derivadas de células madre mesenquimales —que se encuentran en todos los seres humanos—, que administran los fármacos con gran precisión en los tumores. Son hipo inmunológicas, es decir, no provocan una reacción del sistema inmunitario cuando se transfieren de una persona a otra.

La administración precisa reduce la cantidad de medicamento necesaria, disminuye la exposición del cuerpo al fármaco aparte del lugar del tumor y, a su vez, disminuye los efectos secundarios, manifestó Machluf.

Su equipo evaluó la eficacia del sistema con TRAIL mediante estudios in vivo en ratones con melanomas. El sistema se inyectó en la sangre, se acumuló en los tumores y produjo una reducción de su tamaño, mientras que no se detectó en ninguna otra parte del cuerpo.

Machluf, decana de la Facultad de Biotecnología del Technion y asesora de la startup NanoGhost, que está comercializando la tecnología, declaró que el estudio era la prueba de concepto más sólida hasta ahora de su invento.

«Esto hace llegar el fármaco al tumor y permite una reducción significativa de la dosis del medicamento, pero sigue cumpliendo su función, y también demostró que nuestro método no daña las células sanas», dijo Machluf.

«Disponemos de una forma totalmente diferente de administrar un fármaco a las células cancerosas de forma más selectiva, y esta investigación indica que podemos utilizarla para sacar al mercado un medicamento excelente», formuló.

«Además de esto, hay potencial para dar esta mejora de eficiencia a otras inmunoterapias»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.