Dos inyecciones de Pfizer no logran neutralizar a Ómicron: estudio israelí

Las personas que se vacunaron con las vacunas de Pfizer hace seis meses o más no tienen «casi ninguna capacidad de neutralización» contra la variante Ómicron, mientras que las que recibieron refuerzos se encuentran en una situación razonablemente buena, según un estudio israelí.

La profesora Gili Regev Yochay, del Centro Médico Sheba, dijo que su investigación es «muy preocupante» por sus implicaciones para las personas que se han vacunado sólo dos veces y que han pasado más de medio año desde su vacunación más reciente, lo que ocurre con muchos de los vacunados por Pfizer en el mundo. Sin embargo, da motivos para el «optimismo» en cuanto al poder de los refuerzos para luchar contra Ómicron, aunque con menos eficacia que contra Delta.

«El hecho de que Ómicron sea algo resistente a la vacuna es muy evidente cuando sólo se cuenta con dos dosis, y mucho menos sustantivo después de una tercera dosis«, declaró en una reunión informativa con los medios de comunicación el sábado por la noche.

Reconoció que el estudio era pequeño, con la participación de 40 personas, pero dijo que cree que sus resultados son fiables y significativos.

Regev Yochay detalló la investigación, que se espera que se publique en el New England Journal of Medicine después de la revisión por pares, diciendo: «Lo que hemos hecho, y hoy hemos terminado el trabajo de laboratorio, es analizar la capacidad del suero de los trabajadores sanitarios vacunados en el Centro Médico Sheba, y hemos comparado dos grupos.

«Uno recibió la segunda dosis hace cinco o seis meses y es elegible para una tercera dosis, pero no la recibió, y lo comparamos con trabajadores sanitarios que han recibido la dosis de refuerzo hace un mes, y comparamos la capacidad de neutralizar Ómicron», dijo, refiriéndose a la respuesta de los anticuerpos a la cepa.

El suero se mezcló con el SARS-CoV-2 vivo de la cepa Ómicron en condiciones de laboratorio. Sheba -el hospital donde trabaja el tercer paciente confirmado de Ómicron en Israel, el Dr. Elad Maor- no ha confirmado dónde se obtuvo su muestra de Ómicron.

Al hablar de los resultados, Regev Yochay dijo: «Tenemos buenas y malas noticias. La mala es que las personas que recibieron la segunda dosis hace cinco o seis meses casi no tienen capacidad de neutralización contra Omicron -mientras que tienen algo contra Delta y el tipo Y [la cepa original]- y eso es muy preocupante».

«La buena noticia es que con la dosis de refuerzo hay una protección significativa. Es menor que la capacidad de neutralización contra Delta, unas cuatro veces menor, pero obviamente es muy optimista. Sin embargo, no sabemos si esto disminuirá con el tiempo y estamos trabajando en ello».

La doctora explicó que su interpretación de los datos del nuevo refuerzo era «optimista», a pesar de que la capacidad de neutralización es menor que la de Delta, porque sigue siendo suficiente para prevenir muchas infecciones y, según espera, evitará que muchos de los infectados enfermen gravemente.

«Puedo suponer que la mayoría de las personas no contraerán una enfermedad grave, pero al menos algunas de ellas se infectarán», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.