El ejército mantendrá las exenciones para estudiantes haredim después de las elecciones

A pesar de la decisión del Ministro de Defensa, Benny Gantz, de no solicitar una nueva prórroga al Tribunal Superior de Justicia, lo que permitiría la aprobación de una nueva ley de alistamiento haredí, las exenciones del servicio militar no se cancelarán automáticamente.

La ley para otorgar exenciones a los estudiantes de ieshivá haredim estaba programada para expirar el domingo a la medianoche. Dado que la Knesset se ha disuelto y se han convocado nuevas elecciones, esto en teoría significaría que todos esos estudiantes podrían ser reclutados en las FDI el lunes.

Como Gantz se negó a solicitar una extensión adicional al tribunal, no hay forma de evitar que la ley expire. Pero una cláusula en la Ley Básica de la Knesset estipula que si una ley expira dentro de los cuatro meses posteriores a la disolución de la Knesset, permanecerá en vigor durante tres meses después de la elección de una nueva. Con lo cual, los estudiantes de yeshivá haredim en edad militar, entre 18 y 24 años, no estarán sujetos al reclutamiento el lunes por la mañana.

En septiembre de 2017, el Tribunal Superior derogó una ley aprobada en 2015 que otorgaba exenciones generales a los estudiantes de yeshivá haredi , declarando que era discriminatoria e ilegal. Le dio al gobierno un año para aprobar una nueva ley que tomara medidas definitivas para aumentar el número de haredim en el servicio militar. Pero después de recibir una extensión, el gobierno colapsó en diciembre de 2018 y la Knesset se disolvió.

Israel enfrentó un ciclo de tres elecciones, lo que imposibilitó la aprobación de una nueva legislación sobre este tema tan delicado; la pandemia y la inestabilidad del gobierno saliente también fueron otros factores determinantes.

Debido a estos problemas, el gobierno hizo numerosas solicitudes al Tribunal Superior para ampliar el plazo, y el tribunal accedió. Sin embargo, en noviembre pasado, antes de que colapsara el gobierno saliente, el tribunal rechazó la solicitud del estado de una nueva prórroga y le dio como plazo el 31 de enero para aprobar una nueva ley. Ahora que la Knesset se ha disuelto nuevamente, no puede aprobar ninguna legislación hasta que se elija una nueva.

Para algunos dirigentes esto es solo una tregua temporal y eventualmente los estudiantes de yeshivá haredim tendrán que hacer el ejército. Así opina por ejemplo Uri Regev, director de la organización de pluralismo religioso Hiddush. “El descarado desprecio por la igualdad ante la ley sobre el tema del servicio militar es tan atroz que estos juegos no durarán para siempre. La extensión de algunos meses adicionales es una mancha, pero la batalla continuará, y nosotros y otros la lucharemos”, dijo el rabino.

El conflicto sobre el enlistamiento haredí data desde los comienzos mismos del estado. Ya que estos grupos religiosos consideran su principal obligación el estudio de Torá y rechazan de plano la posibilidad de servir militarmente en un estado laico. La objeción militar es una de las bases del pensamiento haredí en Israel y uno de sus principales recursos de aislamiento frente a la sociedad en general. Por la tanto resulta muy complicado llegar a un acuerdo frente a esta cuestión.

 

Fuente: JP.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.