Fallecimiento de Addisu Wedge Rubel: “Era una persona que dedicó su vida a salvar la vida de judíos etíopes”

Radio Jai dialogó con Kike Rosenburt, trabajador social en Israel, acerca del fallecimiento del héroe Addisu Wedge Rubel, quién trabajó en la clandestinidad y en cooperación con el Mossad para ayudar a los judíos a cruzar la frontera de Etiopía a Sudán, incluso a un alto costo personal y riesgo propio cuando fue encarcelado en Sudán y sometido a graves torturas en condiciones inhumanas.

La Aliáh (emigración) de los judíos de Etiopía es un verdadero éxodo como el de Egipto. Caminatas de días en medio del desierto y terror de poder ser asesinados. Las operaciones Moshé y Shlomó han sido famosas por la osadía de los migrantes y la extraordinaria tarea del Estado de Israel para rescatarlos.

Addisu “Era una persona que dedicó su vida a salvar la vida de los judíos etíopes. Él mismo era un judío etíope, cuando el mossad empieza a planear el operativo para rescatar a los  mismos a través de Sudan para luego partir hacia Israel, él fue atrapado por el gobierno de Sudán, fue apresado, por eso se lo conoce como ‘Prisionero de Sión’ y según narrativas de él y de gente que lo conoció también se sabe que fue duramente castigado en la cárcel en Sudán”.

Hoy en día la comunidad etíope en Israel supera 120 mil personas, que paralelamente tiene más o menos la misma cantidad que la comunidad latina, pero es una comunidad más unida y que hace sentir más su presencia, siempre se dice que el latino se absorbe. Un amigo judío etíope tiene un libro en el que cuenta su trayectora de Etíopa hacia Sudán y luego Israel, y hoy en día es portavoz del Ministerio de Absorción. Él dice que todos los que pasaron por Sudán no saben llorar porque vieron perder familiares, asesinados en frente suyo, y esa narrativa no es enseñada en las escuelas en el mundo, ya que estudiamos historia judía, muchos sacrificios del pueblo judío, pero poco hablamos de los sacrificios que tuvieron que hacer los judíos etíopes para llegar a Israel”.

Los judíos etíopes llegaron a Israel desde una pobreza extrema, sin idioma ni acceso a la modernidad. Su capacidad de adaptarse a los grandes cambios más allá de las dificultades ha sido enorme y exitosa. 

“Hoy en día podemos decir que es una comunidad que tiene sus problemas, si bien la sociedad israelí es ejemplo en muchas cosas, los etíopes en muchos lugares sufren racismo y sin embargo cada año más miembros de esta comunidad ocupan puestos clave. La inmigración etíope a Israel es de las pocas poblaciones africanas que emigraron a otro país para ser libre”.

 

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.