Israel podría sufrir una grave escasez de agua en los próximos años

Israel va a sufrir una grave escasez de agua en los próximos años debido a la disminución de las precipitaciones provocada por el «calentamiento global» y el rápido aumento de la población, advierten los expertos el martes.

Según un informe publicado por Mekorot -la empresa nacional del agua de Israel-, se prevé que la población del país alcance los 16 millones de habitantes en 2025, con un aumento de 8 millones más en Cisjordania y Gaza.

El informe también señala que, con el crecimiento de la población, se espera que la urbanización también se expanda, disminuyendo las zonas agrícolas y despobladas, que son vitales para el suministro de agua.

En el informe sobre la planificación futura de Mekorot, entregado al gobierno y publicado en Ynet por primera vez, la empresa presenta su evaluación del consumo futuro y las necesidades de infraestructura para mantener un suministro ininterrumpido de agua.

«Con sólo un 75% de precipitaciones, tendremos un problema», dijo un funcionario de Mekorot, «y con el calentamiento global, llueve menos y cuando llueve, vemos que caen grandes cantidades en períodos cortos de tiempo, lo que disminuye su absorción en el suelo y abastece insuficientemente las necesidades agrícolas«.

Mekorot advierte que la dependencia de la desalinización conlleva riesgos de mal funcionamiento y es insuficiente para las necesidades futuras.

«Es necesario un plan global a largo plazo aprobado por el gobierno», dicen fuentes de Mekorot.

Según el Servicio Hidrológico, hay una clara reducción de las reservas naturales de agua, que disminuirán un 30% en los próximos años.

Jordania ya sufre la falta de agua, y el suministro en la capital, Ammán, se limita a dos días por semana.

Según el Servicio Hidrológico, hay una clara reducción de las reservas naturales de agua, que disminuirán un 30% en los próximos años.

Jordania ya sufre la falta de agua, y el suministro en la capital, Ammán, se limita a dos días por semana.

Israel proporciona al reino 10 millones de litros anuales y ha acordado aumentar el suministro a 100 millones de litros procedentes del Mar de Galilea, con nuevos aumentos para 2050.

El suministro de agua de Israel es mejor que el de sus vecinos, pero, según los expertos, debe planificar con antelación sus retos futuros invirtiendo en infraestructuras y una planificación adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.