Issa Amro ¿un defensor de los derechos humanos?

Issa Amro es un activista palestino de Hebrón, que se hace llamar defensor de los derechos humanos, basando su actividad en lo que él denomina “métodos pacíficos de protesta”.

Sin embargo, sus palabras prueban lo contrario al no condenar la violencia de palestinos hacia israelíes.

Amro, constantemente, protesta contra la supuesta violencia y violación de los DDHH por parte del Ejército de Defensa de Israel en los llamados Territorios en Disputa. No obstante, cuando es interpelado por la violencia desde el lado palestino, evita emitir juicios al respecto, y hasta niega la verosimilitud de ciertos atentados terroristas protagonizados por organizaciones palestinas o individuos independientes.

Cuando solicitamos su opinión respecto a los atentados terroristas que cotidianamente ocurren en Israel. Su respuesta fue que “hace más de diez años (desde 2011), que no ocurren atentados en Israel”. Evidentemente, esto está muy alejado de la realidad. Podríamos mencionar numerosos atentados que, lamentablemente, se han cobrado decenas de vidas en los últimos años, desde ataques con cuchillos hasta atentados suicidas con explosivos.

De hecho, tuvimos una reunión con Sharon Raphael que, en 2016, fue víctima de un atentado suicida en un ómnibus en Jerusalén. Issa Amro explícitamente negó este hecho, clamando que cualquiera puede mentir sobre este tipo de situaciones con fines propagandísticos. Si Amro estuviese genuinamente en contra de la violencia condenaría a los responsables de dejar a una persona en coma, entre la vida y la muerte durante meses, que hasta hoy en día tiene secuelas físicas y psicológicas.

Otra situación aún más sorprendente es que también niega el asesinato de un bebé de ocho meses, Shalehevet Pass, en la ciudad de Hebrón, el 2001, a manos de un francotirador palestino, Mohammed Amro. Quien resulta ser familiar cercano a Amro. Lo llamativo de esto, es que, cuando se le pregunta al respecto, decide callar, lo que indica que no condena este acto terrorista y cobarde[1]. Amro es hipócrita y presenta una doble moral que contradice su discurso supuestamente pacifista.

Finalmente, llegamos al aspecto más determinante que refleja la violencia que perpetra Amro. En enero de 2021, el Ejército de Defensa de Israel presentó varios cargos contra él por realizar actividades ilegales. Dentro de ellos, destacan las siguientes acusaciones: atacar a un servidor público, obstrucción de actividad legal de un soldado israelí en reiteradas ocasiones y realizar manifestaciones ilegales en lugares sensibles para los judíos. En efecto, uno de estos lugares es Beit Hadassah, donde en 1929 ocurrió la llamada Masacre de Hebrón, en la que fueron cruelmente asesinados 67 judíos inocentes, incluyendo decapitaciones a bebés. Esto demuestra, a todas luces, que para Amro los DDHH no son universales, sino que son selectivos, usándolos como su estrategia de propaganda.

En conclusión, todos estos ejemplos dejan en claro la vil hipocresía de Issa Amro. Él, quien debiera preocuparse por los DDHH, centra todas sus energías en demonizar al Estado de Israel, ignorando su aparente filosofía pacifista. Se jacta de ser el Gandhi palestino, cuando, al avalar la violencia, recuerda a figuras preocupantes como Jeremy Corbyn o Daniel Jadue.

[1] Video donde se le pregunta a Amro sobre este hecho: https://www.youtube.com/watch?v=KN0Cn3wKF8Y&list=PLNjqLOKr-rPzzoUxhOnpDTSkFO–QWnHd.

 

Joaquín Gril

Eric Poplawski

Lucas Rubinstein

Guido Gervitz

Diego Waserman

Majon de Madrijim desde Israel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.