Janucá en Westerbork, Holanda

Janucá en Westerbork
Westerbork estaba situado en el nordeste de Holanda. Desde 1942 hasta 1944 funcionó como campo de tránsito para judíos holandeses antes de ser deportados a los centros de exterminio. 
A comienzos de 1942, los alemanes ampliaron el campo. En julio de ese año, la policía de seguridad alemana, con la ayuda de una compañía de las SS y de la policía militar holandesa, tomó el control de Westerbork. El campo tenía una doble vida, la mayor parte de los prisioneros era deportada rapidamente pero  había una población permanente de 2.000 personas, la mayoría judíos alemanes, miembros del consejo judío, empleados del campo y determinadas categorías de personas exentas de ser deportadas.  
Al final, casi todos los prisioneros permanentes también fueron enviados a los campos de concentración y exterminio.
En la imagen se ve la eremonia de encendido de luminarias de Janucá en este campo de  Holanda, en diciembre de 1943. Fue llevado a cabo por un  grupo de líderes juveniles que organizaban distintas actividades como el encendido de velas. Se ve que había deseos de prenderlas, se unen los niños, jóvenes y adultos para este momento especial en medio de tanto dolor. Era una manera de expresar un mensaje de esperanza a través de la luz y el simbolismo del milagro. 
Januca simboliza la guerra del débil contra el fuerte. La fiesta marca el milagro de la victoria de los Macabeos contra los griegos contra el intento de borrar y modificar la identidad judía. 
En la Shoá, la esperanza del milagro produjo la capacidad de hacer lo que estaba prohibido, el aferrarse a las tradiciones significaba resistir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.