La cosecha de doctores

Soy bisnieto y nieto del grupo que llegó en 1906 a la República Argentina traído por la Jewish Colonization Association (JCA) que fundó el Baron Hirsh. y colonizado en Monigotes (Pcia. Santa Fe), uno de los pueblos del grupo Moisés Ville.
Pertenezco a la generación de doctores que los colonizados cosecharon; habiendo plantando trigo y lino que germinó, convirtiéndose con los años en profesionales; las causas fueron diversas.
El magnífico emprendimiento, fue constituido legalmente como una empresa mercantil, aunque su objeto no era ese, sino únicamente salvar la mayor cantidad posible de los 5.000.000 de judíos, que vivían bajo permanentes persecuciones y progroms, en la Rusia Imperial. No se trató de un ente comercial para la obtención de dividendos, tampoco fue una sociedad para distribuir ayudas benéficas a grupos de personas; su finalidad primordial, fue facilitar y ayudar a los judíos, para que puedan emigrar de Rusia. 
A la empresa, le asignó e integró un capital inicial extraordinariamente grande, con el cual comenzó el recate de las primeras tandas, con la intención de que fueran muchas mas  y reiteradas a medida que transcurran los años.
Los dineros provenientes de los pagos efectuados por los grupos salvados, que habiéndose establecido e integrado en Argentina, pagaron sus deudas a la Jewish. Los pagos eran en cuotas anuales con largos plazos. Empleando esos fondos recuperados se traían y colonizaban nuevos grupos. 
Con el objeto de elevar el número de inmigrantes, la Jewish no recolonizaba a los hijos de los colonos ya asentados en nuevas unidades, porque consideraba que ese no era el objeto de su creación, por lo tanto las nuevas generaciones tuvieron que abandonar los campos y arreglárselas como podían. Este fue el motivo fundamental de la forma como terminó la colonización. Los jóvenes la abandonaron porque se fueron a las ciudades.
Considerando que fueron eran las personas que arribaron para su colonización en los diferentes períodos, desde el comienzo a fines del siglo XIX, hasta el año 1939 del XX, cuando vinieron judíos desde Alemania, huyendo de las persecuciones del nazismo.
Además llegaron en forma privada atraídos por las cartas de sus familiares colonizados anteriormente, quienes les  informaban a sus familiares que aun vivían en Europa, de las libertades existentes en Argentina, esto las atrajo.
 
Existen estimaciones, porque no hay forma de determinar fehacientemente las cantidades con exactitud, que se calculan en unas 100.000 personas las movilizadas por el grupo colonizador y sus derivaciones.. Todos estos judíos y/o sus descendientes fueron salvados directa o indirectamente, de perecer en la Shoa.
El emprendimiento del Barón Hirsh, se caracterizó por tener como fin específico el rápido salvamento de los judíos maltratados en Rusia Imperial. 
El Doctor Hertzl, creador del movimiento sionista, tuvo una visión mucho mas amplia e importante para el Pueblo Judío, que en 1948 culminó con la creación del Estado de Israel; que hoy es un grande entre los grandes. Hertzl trató de convencer e incorporar al Barón Hirsh en su obra; este no lo acompañó aunque se reunieron,  el fundador de la Jewish,  veía muy lejana la posibilidad de concretarlo. Aunque en forma diferente, ambos fueron grandes benefactores del Pueblo Judío.
Foto de 1975 MI MADRE, MI AMIGO Y MI HIJO, TRES GENERACIONES DE DESCENDIENTES DE LOS COLONOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.