La gran Sucá en Israel será la suca de la Paz

Yerahmiel Barylka
Rab Yerahmiel Barylka

Estamos en los umbrales de Sucot, y, -como en las vísperas de cada una de nuestras Festividades-, el Rab Yerahmel Barylka nos acompaña con su reflexión, desde Israel.

Ademas de Rabino, Yerajmel Barylka tiene una amplísima trayectoria en educación judía. Nacido en Argentina, hace muchos años que reside en Israel.

Radio Jai le consulto al Rab acerca de las resonancias que Sucot despierta en el pueblo judío, iluminando el mes de Tishrei.

La celebración de Sucot en Israel es vivida con mucha alegría, cada familia, cada comunidad, cada localidad, construye sus Sucot y comparte sus momentos, de forma solidaria y jubilosa, lo que permite vivenciar el potente mensaje que transmite este Jag, en el marco de un Israel con un clima amable que permite disfrutar estos días de morada en las cabañas, tanto de día como de noche. Es una celebración de gran intensidad. El educador judío refirió que “Estamos obligados a ser alegres, no existe una sola cuadra que no haya una, dos, diez sucot, todos tienen su sucá, y también en la calle. Se ven los desfiles de personas que van y vienen de la Sinagoga llevando las cuatro especies, llevándolas orgullosos, bailando cantando comiendo, sin temor. Es un momento de gran alegría en todo Israel”.

-Acerca del significado que tiene esta festividad para nuestro pueblo, el Referente religioso explico a Radio Jai:

“A lo largo del tiempo, Sucot fue variando en sus significados: De ser la celebración que recuerda la salida de esclavos explotados en la tierra del antiguo Egipto, que residieron como nómades en tiendas de campaña en el inhóspito desierto de Sinaí, haciendo las primeras letras de lo que significa ser libre, a transformarse en el compromiso guardado con Israel y la esperanza de regreso a la Tierra Prometida, esperanza nunca perdida mientras duro el durísimo exilio.

Es también la fiesta de la cosecha y de las cabañas, que celebra la terminación del ciclo agrícola con la vendimia y la cosecha del olivo, y representa a todos los estratos del pueblo a través de las cuatro especies: Lulav, etrog, Hadas y Arava. Para ser válidos obligatoriamente tienen que estar unidos, también nos empuja a ser solidarios con quienes no tienen hogar y viven en las calles, y a vivir como ellos, -una semana por año-, para palpar de cerca cómo se vive ser desarropado y no tener techo, también es la fiesta del agua y de los recursos de la naturaleza… es algo muy especial, tú estás en tu tiendita con paredes de tela, y oyes lo que habla tu vecino en la tienda de al lado, hueles los manjares que él está comiendo, y se te antoja entrar, dado que no hay puertas en las tiendas de campaña, y lo mismo el otro puede entrar….

Uno de los símbolos que habitualmente destacamos del paso del pueblo judío por el desierto, son las nubes protectoras que acompañaban al pueblo en su deambular . Y en ese sentido, se hizo referencia a la Cúpula de Hierro, como Sucá protectora de los ciudadanos israelíes frente a las amenazas externas: El Estado de Israel como la gran suca del pueblo de Israel.

Barylka entiende que esa protección es fundamentalmente espiritual.

“Si tienes fe no se necesitan parapetos, muros, portones y candados y cámaras. Tener fe te permite darte el lujo de salir y ser libre absolutamente, la seguridad no la da el muro sino la fe.La verdadera protección que tenemos en Israel es la fe.”

“Aún no hemos terminado de construir la Sucá. La gran Sucá en Israel será la suca de la Paz. A la plegaria de agradecimiento que pronunciamos por la comida, pedimos a Ds que vuelva a erigir la Suca que había levantado el Rey David, porque la única manera de vivir sucot plenamente será cuando tengamos absoluta paz con nuestros vecinos, y cuando la profecía de Zacarías se cumpla (todas las naciones subieran en peregrinación a Jerusalén y convertirán a Sucot en una fiesta universal. Esa será nuestra verdadera libertad: formar parte de una humanidad que se pueda unir y abrazar y cantar loas por su felicidad y por su seguridad. La seguridad viene con la libertad. Al ver cómo viven nuestros vecinos estamos felices de vivir en libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.