La NASA lanza estrellas a un agujero negro para ver qué pasa – Estudio

¿Qué ocurre cuando una estrella entra en un agujero negro? Esta es una pregunta que los científicos de la NASA intentaron responder en una reciente simulación por superordenador.

Publicado en la revista académica The Astronomy Journal, el estudio, dirigido por Taeho Ryu, becario del Instituto Max Planck de Astrofísica, muestra simulaciones realizadas con un superordenador en las que las estrellas son arrojadas cerca de un agujero negro con una masa un millón de veces superior a la de nuestro Sol.

Los agujeros negros son, en esencia, concentraciones masivas de gravedad.

Según el profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén Tsvi Piran, actúan como trampas. Se puede entrar, pero nada puede salir, ni siquiera la luz, por eso se llama agujero negro. Es imposible ver dentro de él, o incluso verlo directamente.

Los científicos ni siquiera estaban seguros de su existencia hace 20 o 30 años. La única forma de saber que el agujero negro existe es porque tiene una enorme atracción gravitatoria y esta enorme atracción gravitatoria influye en la materia que lo rodea.

Y según esta simulación, lo que les ocurre a las estrellas que se acercan demasiado a estos agujeros negros no es bonito.

Todas las estrellas comenzaron a ser estiradas y deformadas por la gravedad a medida que se acercaban al agujero negro.

Para algunas, esta alteración fue sólo parcial, y no perdieron toda su masa. Esto significó que pudieron conservar algunas de sus formas cuando terminaron de bordear el agujero.

Otros, sin embargo, no tuvieron tanta suerte. Acabaron sufriendo un evento de disrupción de marea, un horrible cataclismo que hizo que las estrellas se separaran en largas corrientes de gas.

¿Por qué algunas estrellas corrieron esta suerte, mientras que otras lograron escapar relativamente intactas?

Aunque algunos podrían pensar que tiene que ver con la masa, eso no lo es todo. Según Ryu, el factor más crítico es la densidad.

Las estrellas utilizadas en el modelo variaban en masa y densidad, desde una décima parte de la masa de nuestro Sol hasta 10 veces su masa.

Sin embargo, también se investigaron otros factores que podrían causar eventos de disrupción de marea. Se espera que la comprensión de estos factores pueda ayudar a la humanidad a estimar la frecuencia de estas catástrofes cósmicas.

Este escenario es uno de los muchos aspectos de los agujeros negros que los científicos buscan descubrir a medida que se realizan más investigaciones para comprender algunos de los fenómenos más misteriosos y aterradores que pueblan los confines infinitos del espacio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.