La ONU aprueba seis resoluciones anti Israel

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó un paquete de seis textos anti Israel que condenan la actividad de los poblados israelíes, piden la retirada de los Altos del Golán y afirman la labor de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Las resoluciones aprobadas el jueves en Nueva York forman parte de un paquete de 14 textos sobre Israel que la AGNU tiene previsto aprobar de aquí a finales de año.

El texto menos popular de los seis fue la resolución que afirma el «trabajo del comité especial para investigar las prácticas israelíes que afectan a los derechos humanos del pueblo palestino«.

Se aprobó por 80-18, con 73 abstenciones, un recuento que mostró que tenía menos del apoyo mayoritario de los actuales 193 Estados miembros de la ONU.

Sin embargo, la decisión del grueso de sus oponentes -incluida la mayoría de las naciones de la UE- de abstenerse en lugar de rechazar el texto, garantizó su aprobación, a pesar de la falta de apoyo.

El año pasado, el mismo texto fue aprobado por 77-14, con 83 abstenciones. Estos son los países que cambiaron su voto:  Austria, República Dominicana, Micronesia, Filipinas, Eslovenia y Reino Unido.

Estos son los países que se opusieron a la resolución: Australia, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Hungría, Israel, Liberia y las Islas Marshall.

Dos países que se opusieron a la resolución el año pasado, Nauru y Papa Nueva Guinea, se ausentaron de la votación este año.

La resolución «condena y pide el cese inmediato de todas las actividades ilegales de asentamientos israelíes y de la construcción del muro, el levantamiento del bloqueo de la Franja de Gaza, así como el cese total del uso excesivo e indiscriminado de la fuerza y de las operaciones militares contra la población civil, el asentamiento de la violencia, la provocación y la incitación en relación con los lugares sagrados, la destrucción y confiscación de propiedades, el desplazamiento forzado de civiles, la detención y el encarcelamiento de miles de civiles y todas las medidas de castigo colectivo contra la población civil palestina».

El texto con mayor apoyo fue una resolución que pedía ayuda financiera para los «refugiados palestinos» a través de fondos canalizados a la UNRWA. 

Afirmaba «la necesidad de que continúe la labor de la UNRWA para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo y la importancia de su funcionamiento sin trabas y de su prestación de servicios, incluida la asistencia de emergencia, para el bienestar, la protección y el desarrollo humano de los refugiados de Palestina y para la estabilidad de la región, a la espera de la justa resolución de la cuestión de los refugiados de Palestina».

La resolución fue aprobada por 16 a 1, con 10 abstenciones. Israel fue el único país que se opuso a la resolución, que se considera la más benigna de todos los textos, a pesar de su afirmación del derecho de retorno de los refugiados palestinos al Israel soberano, al pedir la aplicación del párrafo 11 de la resolución 194.

La resolución señalaba con «La resolución señalaba con «pesar que la Comisión de Conciliación de las Naciones Unidas para Palestina no ha podido encontrar un medio de lograr progresos en la aplicación del párrafo 11, de la resolución 194 (III) de la Asamblea General, y reforma su petición a la Comisión de Conciliación para que siga esforzándose por la aplicación».

Estados Unidos cambió este año su forma de votar esta resolución que la anterior administración Trump había rechazado. La administración Biden volvió al patrón de voto de la administración Obama sobre este texto y se abstuvo

Los otros nueve países que se abstuvieron fueron: Camerún, Canadá, Kiribati, Islas Marshall, Micronesia, Palau, Ruanda, Uruguay y Zambia.

Una resolución similar que afirmaba el trabajo de la UNRWA fue aprobada por 162 votos a favor y 5 en contra, con seis abstenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.