La vuelta a clases en Bami Marc Chagall

Ayer, 17 de febrero comenzaron las clases en la Ciudad de Buenos Aires,  de manera  presencial. Claudio Tolchinsky, es Director Ejecutivo de la Escuela Bami Marc Chagall, y en diálogo con Radio Jai, contó cómo fue este nuevo comienzo.

Tolchinsky señaló que fue “muy laborioso”, que ayer comenzó el Jardín y el primer ciclo de la Primaria, es decir, de primero a tercer grado. Comentó que los protocolos a cumplir para el regreso son “bastante estrictos”, pero al mismo tiempo, muy claros, por lo cual, no tuvieron mayores inconvenientes para implementarlos. Hubo que derribar muros, quitar ventanas para cumplir con las normas de ventilación cruzada que requieren esos protocolos. Felizmente el edificio de Bami es muy grande, y pudieron realizarlo. El Director destacó, además,  el enorme apoyo de toda la comunidad educativa.

Respecto de la asistencia en estos dos primeros días de iniciado el ciclo escolar, Tolchinsky expresó: “Por suerte pudimos recuperar la masa de alumnos de jardín”. Dijo que solo quedan a la espera de los más chiquitos, los de la sala maternal, cuyos padres verán lo que ocurra a nivel sanitario. La Primaria creció, que tienen más chicos que el año pasado, y que “eso los pone muy contentos”.

Sobre los testeos del personal, el Director explicó que prácticamente todos fueron a testearse, y aclaró que no es obligatorio hacerlo, pero que lo realizaron convencidos de que era lo mejor para todos. Remarcó que lo hicieron todos: Personal de maestranza, el equipo directivo, el docente, alineados para que todo esté lo más cuidado posible, que es uno de los objetivos que se impusieron.

Están trabajando sobre tres ejes, que buscan un equilibrio. Uno, es sobre el riesgo epidemiológico y los cuidados que hay que tener; el segundo, sobre la necesidad y las demandas de las familias de volver físicamente a la escuela, luego de un año casi sin presencialidad; y el tercero, la propuesta educativa, el proyecto pedagógico.

Durante el mes de febrero las clases serán bajo el formato de jornada simple, y, a partir de marzo, ya será el día completo. Es un proceso de adaptación que consideraron necesario por esta situación irregular que conllevó la cuarentena en 2020. Por eso, pensaron que deben estar atentos a lo que ocurra, atender las cuestiones emocionales que puedan experimentar los chicos, flexibles a los cambios que puedan generarse.

Acerca del comedor escolar y sobre los protocolos, comentó que terminaron por definirse con varias zonas grises. Ellos ofrecerán dos opciones: Sistema de viandas del Comedor, o que los chicos traigan su propia comida desde sus hogares.

Para el momento del almuerzo, se acondicionaron lugares al aire libre, también espacios semicubiertos, y están pensando en agregar gazebos para armar otros espacios, protegidos del sol o de la lluvia.

“Estamos muy abiertos y creativos para a resolver los desafíos que se presentan. La logística la estamos resolviendo con mucho trabajo, pero con éxito”.

 

 

Por CL/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citado la fuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.