Moneda de plata de hace 2 mil años pudo haber sido acuñada en el Monte del Templo

Se ha descubierto en Jerusalén una rara moneda de plata de 2.000 años de antigüedad, que se cree que fue acuñada en la plaza del Monte del Templo a partir de las abundantes reservas de plata que había allí en aquella época.

Si realmente se acuñó allí, la moneda sería una de las pocas piezas descubiertas que se fabricaron en el lugar sagrado.

La moneda, encontrada por una niña de 11 años durante un proyecto de cribado de la suciedad extraída de una excavación arqueológica en el Parque Nacional de la Ciudad de David, tenía grabado «segundo año», es decir, el segundo año de la Gran Revuelta Judía contra los romanos (67-68 de la era cristiana).

El Dr. Robert Kool, jefe del Departamento de Monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, sugirió que la moneda podría haber sido acuñada en la plaza del lugar sagrado por uno de los sacerdotes que trabajaban en coordinación con los líderes rebeldes, proporcionándoles ayuda.

«¿Dónde más se podía encontrar plata en tal cantidad y de tan alta calidad en aquellos días? Sólo en el Templo. Si es así, podemos decir con seguridad que esta moneda es, aparentemente, uno de los únicos objetos que tenemos hoy en día que se originó en el propio [Monte] del Templo», dijo Kool.


El Dr. Robert Kool sostiene la rara moneda de plata 

«Se trata de un hallazgo raro, ya que de los muchos miles de monedas descubiertas hasta la fecha en las excavaciones arqueológicas, sólo unas 30 son de plata, del periodo de la Gran Revuelta», dijo Kool.

«Todo el mundo conoce el Arco de Tito en Roma y las descripciones del botín tomado del Templo que aparecen en él, pero no muchos están familiarizados con las enormes reservas de plata que había en el Templo. Se pueden conocer las enormes reservas de plata que había en el Templo gracias a la antigua inscripción descubierta por el investigador Géza Alföldy», dijo.

Kool se refería a una inscripción reconstruida en el Coliseo de Roma, que explicaba que el anfiteatro se construyó con los despojos saqueados del Templo.

La inscripción en el sitio en Italia dice: «El emperador Vespasiano [que, junto con su hijo Tito, reprimió la revuelta judía y destruyó el Templo] ordenó la construcción de este nuevo anfiteatro teatral [el Coliseo] con su parte del botín».

«Uno sólo puede imaginar la magnitud del botín y la cantidad de dinero que los romanos encontraron en los almacenes del Templo», dijo el Dr. Amit Reem, arqueólogo del distrito de Jerusalén del IAA.

El IAA dijo en un comunicado que la moneda habría sido utilizada para el comercio en Jerusalén durante el período del Segundo Templo

«Esta calle [en la que se excavó la moneda], que conectaba la piscina de Siloé, en el sur de la Ciudad de David, con el Monte del Templo, en el norte, era la calle principal de Jerusalén durante el período del Segundo Templo, por la que desfilaban miles de peregrinos de camino al Templo», dijo Kool. «No hay duda de que aquí se realizaba un amplio comercio. Así lo demuestran las numerosas pesas y monedas de bronce que hemos encontrado aquí. Pero encontrar una moneda rebelde hecha de plata pura es definitivamente muy especial y emocionante».


La moneda de plata con un grabado de la sede del Sumo Sacerdote y la inscripción «Santa Jerusalén» 

La moneda pesa aproximadamente 14 gramos (0,4 onzas) y tiene grabada la imagen de una copa en una de sus caras, con la leyenda «siclo israelí» y las letras hebreas Shin y Bet, abreviatura de «segundo año», es decir, el segundo año de la Gran Revuelta contra los romanos (67-68 de la era cristiana).

La otra cara de la moneda tiene una inscripción que, según la IAA, es un grabado de la sede del sumo sacerdote, así como las palabras «Jerusalén Santa» en escritura hebrea antigua.

Kool dijo que la moneda se utiliza durante las rebeliones como símbolo de independencia, y sugirió que la elección de la antigua escritura hebrea para el grabado mostraba el anhelo de un reino judío.

«Una moneda es un signo de soberanía. Si te rebelas, utilizas uno de los símbolos más obvios de la independencia, y acuñas monedas. La inscripción de la moneda expresa claramente las aspiraciones de los rebeldes», dijo.

«La elección de utilizar la antigua escritura hebrea, que ya no se utilizaba en aquella época, no es casual», dijo Kool. «El uso de esta escritura vino a expresar el anhelo de la gente de la época por los días de David y Salomón y los días de un reino judío unido – días en los que el pueblo de Israel tenía plena independencia en la tierra».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.