Niño de Gaza se convierte en el 6.000º salvado por un grupo humanitario israelí

Mazen, un niño de 11 años de la Franja de Gaza, se convirtió este mes en el niño número 6.000 salvado por la organización humanitaria israelí Save a Child’s Heart (SACH), con el apoyo de la fundación alemana Ein Herz für Kinder.

Poco después de nacer Mazen, los médicos de Gaza le diagnosticaron una complicada cardiopatía congénita que requeriría múltiples procedimientos médicos. Cuando Mazen creció, empezó a tener dificultades para respirar. Para sobrevivir, tuvo que ser operado de urgencia.

En la Franja de Gaza no hay centros de tratamiento cardíaco intervencionista, y el número de pacientes en estado crítico ha empeorado bajo la pandemia del COVID. Dos médicos afincados en Gaza, Abdalraheem Said y Hany al-Faleet, se encargan de examinar a todos los pacientes cardíacos pediátricos del sur de Gaza en el Hospital Europeo de Gaza.

«Un reto importante para nosotros es que no sólo somos responsables de ‘hacer la medicina’, sino de ayudar a los pacientes a cruzar las fronteras para recibir atención», dijo al-Faleet, que remitió a Mazen a sus socios israelíes de Save a Child’s Heart en Holon (Israel).

En Israel, Mazen fue tratado en el Centro Internacional de Cuidados Cardíacos Pediátricos de SACH, en el nuevo Hospital Infantil Sylvan Adams del Centro Médico Wolfson. A su llegada, Mazen fue examinado por la Dra. Alona Raucher-Sternfeld, directora de cardiología pediátrica, y luego tratado en el laboratorio de cateterismo del centro por el Dr. Sagi Assa, jefe de la Unidad de Cuidados Cardíacos Pediátricos Intervencionistas.

Assa y su equipo son pioneros en el uso de dispositivos de cierre que permiten realizar complejos procedimientos de cateterismo cardíaco para cerrar agujeros en el corazón sin necesidad de una operación a corazón abierto. El centro SACH y el Centro de Cuidados Cardiacos Pediátricos son las únicas instituciones médicas de la región que utilizan actualmente 

esta técnica en casos como el de Mazen.

La misión de Save a Child’s Heart es mejorar la atención cardiaca pediátrica en los países en desarrollo de todo el mundo mediante la cirugía, las misiones médicas y la formación médica. SACH ha salvado la vida de 6.000 niños de 63 países, el 50% de los cuales son niños palestinos de Gaza y Cisjordania.

Cada semana, SACH celebra una clínica semanal de cardiología para niños palestinos en sus instalaciones de Holon. En 2018, SACH recibió el Premio de Población de la ONU en reconocimiento a su papel para ayudar a transformar la atención cardíaca pediátrica en África.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.