Sin precedentes: Investigador saudí publica artículo en revista académica de Israel

Un alto investigador de Arabia Saudita ha publicado un artículo en una revista israelí, que desarrolla la Universidad de Tel Aviv el lunes llamado “sin precedentes”.
El profesor Mohammed Ibrahim Alghbban, jefe de Lenguas y Civilizaciones de Oriente Próximo y Estudios Hebreos del Departamento de Lenguas Modernas y Traducción de la Universidad Rey Saud en Riad, escribió un ensayo sobre las buenas relaciones del Profeta Mahoma con los judíos, en el que informó que el fundador del Islam no chocó con los judíos por motivos religiosos, sino solo por motivos políticos.
El artículo en hebreo se titulaba “Una contribución para mejorar la imagen del profeta Mahoma ante los ojos del público israelí: Alianzas e intercambios de correo de Mahoma con los judíos de la Península Arábiga”. Se publicó en Kesher, una revista del Instituto Shalom Rosenfeld para la investigación de los medios y la comunicación judíos de la Universidad de Tel Aviv.
Según la universidad, el artículo surgió después de que el editor de la revista, el profesor Gideon Kouts, se reuniera con Alghbban en varias conferencias académicas y en una visita a Arabia Saudita en el 2015.
En un prefacio al artículo, Alghbban mencionó que deseaba corregir las falsas representaciones del profeta en el pasado, alegando que las cartas nunca habían sido traducidas al hebreo antes.
“Las suposiciones erróneas sobre los orígenes del Islam, propuestas por los investigadores de estudios orientales en el siglo anterior, algunas de las cuales estaban escritas en hebreo, llevaron a una comprensión distorsionada de los manuscritos, a una metodología equivocada y a influencias negativas en los investigadores de estudios de Medio Oriente de habla hebrea”, escribió Alghbban.
“Acusar al Islam y al Profeta Mahoma de discurso de odio y racismo contra las tribus judías en Hejaz es erróneo. Mahoma trató por igual a todos los grupos sociales en Al Madinah y en otros lugares bajo su control, independientemente de la raza y la religión. Las tergiversaciones en la investigación se deben al hecho de que sus cartas nunca fueron traducidas al hebreo”.
El artículo fue “principalmente importante” para la elección de Alghbban de publicar el artículo en una revista israelí, según el comunicado de prensa.
“Espero que esta cooperación académica sea otro paso hacia la cooperación económica y política”, indicó el Prof. Raanan Rein, director del Instituto Shalom Rosenfeld.
Como la mayoría de los países árabes, Arabia Saudita no tiene relaciones diplomáticas con Israel, pero en los últimos años han aumentado las relaciones clandestinas entre Jerusalem y Riad, centradas principalmente en cuestiones de seguridad, especialmente dada su enemistad mutua con Irán.
Israel solo tiene acuerdos de paz con dos países árabes, Jordania y Egipto, y su control del territorio palestino ha sido durante mucho tiempo un factor que ha impedido la celebración de acuerdos similares con el resto del mundo árabe.
Sin embargo, en los últimos años Israel ha tratado de establecer vínculos con las naciones del Golfo.
En enero, el ministro del Interior de Israel, Aryeh Deri, firmó una orden que permite a los israelíes ir a Arabia Saudita para participar en reuniones de negocios o para buscar inversiones, siempre que tengan una invitación de un organismo oficial y se hayan ocupado de los trámites necesarios para entrar en el país.
También permite formalmente a los ciudadanos musulmanes de Israel viajar a la ciudad saudí de La Meca para realizar la peregrinación religiosa hajj o umrah, señaló el ministerio en un comunicado. Los peregrinos israelíes suelen viajar para el hajj con papeles temporales jordanos.
Hasta ahora, la ley israelí prohibía a los ciudadanos viajar a muchos países árabes, incluyendo Arabia Saudita, sin permiso expreso del ministro del interior, y las visitas cada vez más comunes de los hombres de negocios israelíes se realizaban generalmente en secreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.