“The Economist” nombra a Tel Aviv la ciudad más cara del mundo

Tel Aviv es la ciudad más cara del mundo, según «The Economist». Tel Aviv se sitúa por delante de París, Zúrich, Hong Kong y Nueva York, y encabeza por primera vez la lista de los lugares más caros del mundo para vivir, tras ocupar el quinto lugar el año pasado.

El motivo de este dudoso honor es, en parte, la apreciación del shekel frente al dólar estadounidense (la encuesta mide los precios en dólares), que la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU) atribuye a la exitosa campaña de vacunación de Israel contra el COVID-19. Las cifras muestran que el 62 % de los israelíes han recibido tres dosis de la vacuna, y el shekel se ha apreciado frente al dólar un 4 %.

La encuesta sobre el coste de la vida en el mundo de la EIU examinó los precios de los bienes y servicios en 173 ciudades, y descubrió que, en Tel Aviv, los precios del 10 % de los bienes encuestados habían subido. La subida media mundial de los precios de los artículos encuestados fue del 3,5 % en el último año, frente al 1,9 % del año anterior, lo que contribuye a que la vida sea más cara para la mayoría de los habitantes de las ciudades. La subida global de precios de este año es la mayor medida en cinco años.

Las interrupciones en la cadena de suministro, las fluctuaciones de los tipos de cambio y los cambios en la demanda de los consumidores han provocado esta subida de precios, según la EIU. El mayor aumento se produjo en el coste del transporte, con una subida media del 21 % en 2021, según el estudio.

El estudio también concluye que muchas ciudades experimentarán un aumento de los precios en el próximo año, mientras que se espera que los bancos centrales suban los tipos de interés en un intento de neutralizar la inflación.

La mayor caída en la clasificación de este año ha sido la de Roma, que ha pasado del puesto 21 al 48, gracias a los importantes descensos que se han producido allí en los precios de la ropa y los comestibles. Otras ciudades que han experimentado un importante descenso de precios son Bangkok y Lima.

El mayor salto en la clasificación ha sido el de Teherán, que ha pasado del puesto 50 al 29. La capital iraní se ha visto gravemente afectada por problemas de abastecimiento, que han provocado escasez de productos, y por las sanciones de EE. UU., que han provocado fuertes subidas de los precios de las importaciones. La ciudad peor clasificada en la encuesta es Damasco, la ciudad más barata del mundo para vivir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × uno =