Uruguay se diferencia de la vergüenza que generan los países de Sudamérica respecto de Durban IV

Eduardo Kohn, de la B´nai Brith de Uruguay, fue testigo de la traición antisemita de los países que con la excusa de luchar contra el racismo, convirtieron a Durban en una caldera de odio antisemita en el año 2001.

Al cumplirse 20 años de la conferencia en Sudáfrica, la ONU organizó un “festejo” que solo puede ser interpretado como otro insulto a Israel y al pueblo judío, fruto de la degradación sufrida por el organismo internacional secuestrado por países antidemocráticos, violentos, racistas y sostenedores del terrorismo.

Como excepción, Uruguay se sumó a los más de 30 países democráticos y civilizados que no formarán parte del circo de odio, exponiendo al resto de los países de la región en su ceguera ideológica que, como en el caso de la Argentina, sufrieron atentados como el de AMIA y embajada de Israel, y no son capaces de solidarizarse con un estado amigo.

Escuche la entrevista completa a Eduardo Kohn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.