“Vota y viaja” la logística para las elecciones en Israel ya está tomando forma

Los preparativos para el día de las elecciones del próximo 23 de marzo, que no tenían precedentes en la historia del Estado de Israel, están en curso.

El centro logístico de la Comisión Electoral Central se prepara para las elecciones a la sombra de la pandemia, y prepara casillas electorales especiales y protegidas para enfermos y aislados. Además, allí se está preparando un número mayor de lo habitual de colegios electorales “regulares”, para evitar el hacinamiento y permitir que se mantenga la distancia entre los votantes.

La incorporación de colegios electorales designados para pacientes con corona y aislados, además de urnas especiales en hogares de ancianos para la población en riesgo, han aumentado el número de  en un 30% los locales de votación.

El director del centro logístico de la Comisión Electoral, Yossi Toren, dijo hoy que “este es un evento de un día y no debe ser menos perfecto. Por eso tenemos muchas reservas en puntos logísticos frontales cercanos a los colegios electorales”.

La votación para los pacientes de Corona aislados y enfermos se llevará a cabo en las áreas designadas: si una persona llega en un automóvil, irá a la mesa de votación con su automóvil sin dejarlo, irá a la secretaria con la ropa protectora completa, recibirá un sobre, ingresará el papel con su voto y la devolverá al encuestador. Si hay más de una persona en el vehículo, como es de esperar entre familias o cónyuges que están juntos en aislamiento, cada vez que una persona vota, el conductor permanecerá en el automóvil y votará fuera de él y los demás pasajeros esperarán su turno  en un lugar  de separado. Otro cambio en las próximas elecciones son los inspectores, que se colocarán en las urnas durante todo el día de las elecciones con una cámara corporal y así sucesivamente en los días siguientes, durante el recuento de votos.

Las miles de urnas son empaquetadas manualmente enérgicamente por decenas de trabajadores en el centro logístico. “En la etapa inicial empacamos el material genérico que incluye la bandera, el letrero que la secretaria cuelga en la mesa de votación y este año también se agregó equipo de desinfección: alcohol, paños antisépticos, trajes de protección y más”, explicó Toren.

Una vez que se haya tomado la decisión final sobre las cartas que representaron a cada partido, la próxima semana las papeletas llegarán al centro logístico y se colocarán en las urnas, que se sellarán herméticamente y se abrirán en un mes, el día de las elecciones. Toren explicó que esta también fue una gran operación logística, a la que se agregaron desafíos adicionales debido a la corona. “Cerca de 300 camiones están participando en esta operación, dispersando las urnas en más de 4.500 concentraciones: escuelas, hogares de ancianos, mesas electorales designadas y más”, explicó Toren.

La Comisión Electoral pide al público, a pesar de la pandemia, que no renuncie al derecho al voto y lo ejerza. Aclararon además que los complejos de votación serán lo más estériles posible y serán utilizados en todos los medios de protección y desinfección, desde alcohol, mascarillas, toallitas desinfectantes. El ambiente de trabajo será limpio y estéril que permitirá un proceso de votación adecuado.

 

Sivan Gobrin desde Israel

Reproducción autorizada por la fuente para Radio Jai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.